Noticias
   
 

Utilizan científicos cubanos biomonitoreo con líquenes para evaluar contaminación atmosférica
Por vez primera, científicos cubanos emplearon el método del biomonitoreo con líquenes en la detección del contenido de los metales pesados y otros elementos y su relación con diferentes fuentes de emisión en La Habana.

Los especialistas del Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (CEADEN) y del Instituto de Ecología y Sistemática en la capital cubana aportaron con este trabajo — Premio Nacional de la Academia de Ciencias y también Premio Especial por su relevancia científica— metodologías, datos y resultados obtenidos por primera vez.

Se estudiaron los contenidos de 16 elementos químicos, y se determinó cual era la especie de líquen óptima para el trabajo. Se obtuvo, asimismo un significativo volumen de información de 181 puntos de muestreo, 225 muestras de líquenes, y el monitoreo en tres años.

Sus resultados demostraron la aplicabilidad de la técnica de biomonitoreo de líquenes, encontrándose que un 30% de los sitios estudiados no estaban contaminados, 62% con baja contaminación y un 8% presentaban una contaminación moderada, datos importantes para el manejo de las diferentes situaciones, destacándose los resultados relativos a los valores del plomo.

La protección del aire resulta fundamental para garantizar el buen desarrollo de la sociedad, de ahí la importancia del conocimiento y prevención de la contaminación aérea.

Los Premios de la Academia de Ciencias de Cuba se otorgan desde el año 1990. Con ellos se reconocen los resultados de las investigaciones que se destaquen en el país, estimulando con ello la creación científica, la visibilidad de la ciencia cubana como parte del patrimonio nacional y universal, así como su aporte al desarrollo socioeconómico.

Fecha:
Martes, 30 de mayo del 2017
Tomado de:

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés