Noticias
   
 

Para sentir orgullo de la ciencia cubana
Los científicos cubanos merecen la gloria. Trabajan sorteando necesidades y aun así, su prestigio alcanza niveles insospechados. Conversar con ellos e intentar comprender las dimensiones de su trabajo es un privilegio, una mínima retribución de nuestra parte porque, de una u otra manera, todos nos beneficiamos con sus empeños.

Del cuatro y al seis de julio pasados sesionó en La Habana el IV Encuentro de Ciencias Farmacéuticas y Alimentarias “ECFA 2017”, el I Taller Estudiantil de Ciencias Farmacéuticas y Alimentarias y el I Simposio Internacional de Toxicología Ambiental y Regulatoria. En ese marco, científicos cubanos y extranjeros tuvieron la oportunidad de compartir experiencias, y la ciencia cubana se llevó los aplausos otra vez.

FARMACOGENÉTICA EN LOS ESTUDIOS SOBRE VIH/SIDA

En el marco del intercambio estudiantil, Danays García Blanco, graduada de Ciencias Farmacéuticas este año, presentó los resultados de su tesis de Licenciatura: una ponencia acerca de la farmacogenética, una nueva ciencia que se está estudiando en nuestro país, en la enfermedad del VIH.

“Presenté en el Taller mi Tesis de Diploma, realizada en el Instituto Tropical Pedro Kourí. Es una revisión bibliográfica: es un tema muy poco estudiado en Cuba porque son muy costosos los equipos para desarrollarlo. A nivel mundial existe una alta tendencia a relacionar las enfermedades con la genética. En el caso del VIH existen numerosos medicamentos que, si las personas presentan ciertos polimorfismos relacionados con estos medicamentos, entonces pudieran provocar en sus organismos efectos adversos. Esto se podría evitar si nosotros tuviéramos las técnicas farmacogenéticas para identificar el genotipo de los individuos”.

FARMACOGENÉTICA APLICADA AL VIH/SIDA

¿Por qué eligieron específicamente los antirretrovirales para comenzar estas investigaciones?

“Estamos trabajando con los antirretrovirales porque estos medicamentos se utilizan durante toda la vida del paciente y son medicamentos que pueden provocar reacciones adversas graves, pero además son medicamentos muy costosos. El hecho de que un paciente tome un medicamento y ese medicamento no le funcione, provoca que además del costo que puede tener un cambio de antirretroviral, el costo de toda la atención hospitalaria que lleva ese paciente, pero además disminuye la calidad de vida del mismo con situaciones que pudieran prevenirse si se utilizaran este tipo de técnicas farmacogenéticas”.

Según explicó la científica, un ejemplo muy común es el “Abacavir”, antirretroviral que puede provocar hipersensibilidad, una de las reacciones más graves que se producen a partir del consumo de un medicamento de este tipo.

“Esto pudiera ser identificado a través de una técnica que existe a nivel mundial: el alelo HLA B5701. Es costosa, por eso aún no la tenemos, pero es lo que queremos lograr porque incluso a nivel mundial estas técnicas van disminuyendo su precio según se va desarrollando esta nueva ciencia y queremos comenzar con la parte teórica en nuestro país para luego llegar a la implementación. Si este alelo se identifica se evita que estos pacientes tengan la reacción de hipersensibilidad. Pero además la dinámica del mundo va encaminada a desarrollar la medicina personalizada para saber cómo un paciente responderá a determinado fármaco y así evitar la resistencia, las reacciones adversas, la toxicidad”

MÁS ALLÁ DE LA TOXICOLOGÍA, LOS BRILLOS DE LA CIENCIA CUBANA

Precisamente, cuatro científicos de la Sociedad Americana de Toxicología y específicamente, de la Organización Hispana de Toxicólogos participaron en el evento.

Al frente del grupo viajó el Doctor Braulio Jiménez, toxicólogo de la Universidad de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico y quien anteriormente ya había visitado Cuba en dos ocasiones, una de ellas, para estudiar el sistema de salud cubano.

Hemos disfrutado mucho el Congreso. Específicamente yo traje una ponencia sobre la contaminación por material particulado de aire y cómo esto puede dañar la salud.

Contaminación del aire

La contaminación atmosférica es el principal riesgo ambiental para la salud en las Américas, según estudios de la Organización Mundial de la Salud. Se estima que una de cada nueve muertes en todo el mundo es el resultado de condiciones relacionadas con la contaminación atmosférica. Vea más detalles sobre el tema en el siguiente video:

También asistió al evento la Doctora Elena Hernández Ramón, quien llegó a la Isla por primera vez y confesó haberse quedado encantada con su gente.

“Particularmente vine a hablar del trabajo que hice como posdoctorante en EE.UU., pero no quisiera restringirme a mi tema, mi principal misión en este viaje es abrir las puertas y darles a conocer el trabajo de la Organización Hispana de Toxicólogos para abrir puertas de colaboración con los toxicólogos cubanos”.

Entre tantas experiencias, ¿qué le impresionó más del evento?

“Hoy vimos un proyecto que como mencionó uno de los toxicólogos que vino de EE.UU., no teníamos idea de que estuvieran trabajando acá. La importancia es que todos tenemos fortalezas y debilidades, y lo más importante es colaborar entre todos para compartir nuestras fortalezas y crecer todos juntos”.

PARA QUE LA POLÍTICA NO INTERFIERA EN EL DESARROLLO DE LA CIENCIA

El Doctor José Manautou también forma parte de la delegación de la Sociedad Americana de Toxicología que participó en el evento, sobre todo para estrechar vínculos con sus colegas de la Isla.

“El proceso incluye que al regresar a los EE. UU. , compartiremos nuestra experiencia con los miembros de la Junta Directiva de la Sociedad. Así evaluaremos cuáles son las oportunidades, cuáles son los retos y qué más puede hacer la Sociedad de Toxicología para ayudar y para promover la ciencia en Cuba. Además, vengo representando a la Universidad de Connecticut, donde soy el Decano Asistente para graduados e investigación”.

Aun cuando existe un marcado interés por parte de los científicos norteamericanos en realizar estos intercambios, la política del gobierno de Donald Trump no potencia este tipo de relaciones. ¿Cuáles son sus consideraciones al respecto?

“Tendríamos un intercambio intelectual con los investigadores cubanos. Como me explicaron acá hay necesidades de equipos, de materiales para hacer investigaciones. El científico cubano entiende las nuevas tecnologías y los nuevos avances de las ciencias, y es difícil tener el intelecto, los deseos de hacer ese tipo de trabajo y muchas veces no contar con los recursos y las facilidades para realizarlo. Entonces el cubano investigador ha sido bien estratégico en desarrollar este tipo de vínculo con universidades en Europa, Asia y esa es parte de la razón por la que nosotros estamos aquí. Esperamos que el clima político en Estados Unidos no cambie drásticamente y se mantenga la brecha que abrió el presidente Obama. Parece que habrá algunos cambios, no estamos seguros de cuál va a ser la situación, pero esperamos que el gobierno entienda que el aspecto político debe ser independiente del avance de la ciencia y que entienda que la ciencia es una colaboración global, y que en cualquier país del mundo, inclusive en Cuba, está el intelecto, el deseo, y la fuerza para trabajar”.

PROYECCIONES

El Encuentro de Ciencias Farmacéuticas y Alimentarias es el evento más importante que organiza cada dos años el Instituto de Farmacia y Alimentos de la Universidad de La Habana (IFAL). En el marco de la cita, este año sesionaron dos eventos y 10 simposios, uno de ellos dedicado, por primera vez, al papel de los estudiantes tanto en la investigación, como en la producción y los servicios.

Participaron 60 delegados extranjeros de 13 países, con una representación muy nutrida de universidades norteamericanas. Igualmente asistieron representantes de 59 instituciones cubanas, con una amplia representación del Instituto de Investigaciones de la Industria Alimenticia.

Dr. René Delgado, Presidente del Comité Organizador del evento y Presidente de la Sociedad Nacional de FarmacologíaSegún explicó el Dr. René Delgado, Presidente del Comité Organizador del evento y Presidente de la Sociedad Nacional de Farmacología, durante las sesiones fueron importantes los debates en torno al papel del farmacéutico hospitalario, área en la cual se abren nuevos caminos de colaboración entre Cuba y Estados Unidos, a partir del intercambio con representantes de cuatro universidades norteamericanas presentes en el evento.

“Hemos realizado reuniones, visitas al Instituto de Farmacia y Alimentos y tenemos previstas varias acciones de colaboración. Por primera vez logramos esto desde el restablecimiento de las relaciones entre ambos países y esperamos que se consumen nuestros planes si el gobierno de los Estados Unidos lo permite. Hay una voluntad en los científicos norteamericanos de apoyar y colaborar con la ciencia cubana. No conocían muchas cuestiones del desarrollo científico nuestro y las están descubriendo ahora. Lo más importante es que esto representa un nuevo estadío para el IFAL.”

¿Cuáles son las proyecciones para la próxima edición del evento?

“Para el próximo evento pretendemos tener muchísima más participación. Se fomentará también la presencia de más universidades europeas y latinoamericanas. Pretendemos hacer un evento estudiantil más numeroso, y sobre todo que se ampliar las relaciones de colaboración. Aspiramos a que tanto el farmacéutico, como el licenciado en ciencias de los alimentos tengan un papel más activo en todas las transformaciones científicas y económicas del país, que nuestras investigaciones logren influir más en el desarrollo de Cuba”.
Fecha:
Martes, 18 de julio del 2017
Tomado de:

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés