Noticias
   
 

La Habana y sus medidas para enfrentar la sequía
La Habana, 10 may (ACN) Desde hace más de un quinquenio Cuba enfrenta una crítica situación hidrológica, que ha obligado a poner en práctica en cada provincia programas que garanticen la preservación y uso adecuado del preciado líquido.

En 2012 la empresa Aguas de La Habana inició un plan estratégico para disminuir las pérdidas y mejorar y ampliar el servicio, el cual contempla la rehabilitación de redes, la interconexión de los sistemas que permitan adecuar los ciclos y horarios de distribución, así como  la detección de fuentes alternativas de abasto y posibilidades de recarga.

Según los directivos del sector en la capital, el objetivo es mejorar primeramente las condiciones técnicas de las grandes conductoras, donde ocurren importantes pérdidas de agua.

Estadísticas oficiales revelan que hasta la fecha se han rehabilitado mil 377,47 kilómetros (Km) de redes y conductoras, con tecnología de Polietileno de Alta Densidad,  y quedan pendientes mil 970,8 km.

Solamente en el período de 2012–2016, la cifra ascendió a 748, 6 km, además de 136 obras concluidas por este concepto y 81 de alcantarillado, según informó Javier Toledo Tápanes, delegado provincial de Recursos Hidráulicos.

Entre las principales obras ejecutadas, destaca la construcción de los trasvases Jaruco–La Coca y el de la presa Maurín a Ariguanabo, así como el acueducto Farriol  Majagua, que benefició a 36 mil habitantes de Santiago de Las Vegas.

Además, se interconectaron los sistemas de Cuatro Caminos y Los Benignos con El Gato, y Cuenca Sur con Ariguanabo y Cosculluela, con lo cual se logró estabilizar el abasto a más de 600 mil personas.

La terminación de las conductora Los Benignos  permitió reducir la cifra de habitantes de San Miguel del Padrón que necesitan de pipas, y con la finalización de Paso Seco, se estabilizó el servicio a Arroyo Naranjo.

También se concluyeron las conductoras Pata Norte y Pata Sur, que benefician al municipio de La Habana del Este y parte de Guanabacoa; se rehabilitó el Nudo Palatino, tramos de las conductoras Cuatro Caminos, Cosculluela, Ariguanabo y Vives, y de los Nudos de El Gato.

La sustitución de redes hidráulicas, por su parte, ha abarcado toda la provincia, con mayor énfasis en El Cotorro, La Habana del Este, San Miguel del Padrón, Guanabacoa, Regla, La Habana Vieja, Centro Habana y Boyeros.

Para continuar tales acciones, Aguas de La Habana recibirá este año modernos medios tecnológicos que facilitarán la realización de  labores de rehabilitación, sin necesidad de romper largos tramos de asfalto.

Uno de los equipos permite inspeccionar visualmente mediante una cámara especial para determinar el grado de obstrucción de la tubería, y luego proyectar corindón, silicato de aluminio o vidrio con el fin de eliminar la suciedad; y el otro consiste en un sistema Seal Packed, destinado a la colocación de juntas en una tubería dañada, de la longitud deseada.

Como parte de un proyecto para sanear los ríos y arroyos que desembocan en la Bahía de La Habana, se terminaron también las plantas de tratamiento de aguas residuales El Pitirre, en El Cotorro, y La Solita, en Arroyo Naranjo.    

Además, se han montado más de 45 mil metrocontadores, con el fin de contribuir al ahorro de agua en los sectores  estatal y residencial.
Fecha:
Mircoles, 10 de mayo del 2017
Tomado de:
AIN

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés