Interactuando en casa cuidamos la salud

Miércoles, 23 de septiembre del 2020 / Fuente: Granma

Coronavirus

Si el recogimiento en casa exige un esfuerzo extra para preservar la salud y la unión familiar, el cuidado de los niños es labor de primerísima prioridad, hayan o no recomenzado su curso escolar.

Inquietos, dados a cambiar constantemente de actividad, los adultos hemos de estar atentos a crearles a los pequeños espacios seguros, ya sea para su divertimento o destinados al repaso de los contenidos escolares, lo mismo en la casa que en el centro de estudios.

Cualquiera de las actividades que desee realizar el niño, la familia no ha de tomarla como algo fuera de lo común o extraña. Lo inusual es la actual situación epidemiológica, ante la cual los integrantes del núcleo deben mostrar comprensión y solidaridad.

Las preguntas del menor han de atenderse por sus familiares con ecuanimidad, buscando las respuestas adecuadas. Si no están a la mano, incluso de los padres, existen vías para indagar, asesorarse, antes de responder. El niño percibe si se le subestima con una frase para salir del paso.

Garantizarle al benjamín una alimentación sana y respetar los horarios de juego, estudio y descanso, contribuye a su estabilidad emocional. Un niño que no duerme bien pudiera mostrarse irritado, con poca disposición para los estudios y negado a aceptar cualquier orientación de los mayores.

Permitirle al infante una cantidad excesiva de horas frente a la computadora, con el pretexto de que mientras lo hace sus padres descansan, es un error garrafal, máxime si esa sesión interfiere con el horario de dormir. Pesadillas e intranquilidad suelen ser algunos de los resultados indeseados de esa práctica.

Para evitar lo anterior existe un antídoto: desplegar la creatividad en familia. Realizar manualidades, ver televisión, repasar los contenidos escolares, incentivar la lectura, escuchar música, ayudar en labores del hogar, atender a las mascotas, son algunas de las tareas fáciles de integrar a la dinámica diaria de grupo.

Estas sugerencias no son el análisis de un especialista en sicología infantil, emanan de la convivencia diaria a que nos ha convocado la pandemia. Interactuando en casa, cuidaremos la salud.



Últimas noticias