Noticias
   
 

Embarazo y aborto en la adolescencia, un problema de todos
El embarazo en la adolescencia y el aborto como método de anticoncepción constituyen problemas crecientes de salud en Cuba. Sobre el tema conversamos con la Doctora Lázara Ortega, Especialista Ginescostetra del Hospital Universitario, Eusebio Hernández Pérez, conocido como Maternidad Obrera, en el municipio de Marianao, en La Habana.

Los jóvenes inician precozmente sus relaciones sexuales, lo que conlleva muchas veces a embarazos no deseados, que implican cambios en su vida social y la de su familia, así como serias consecuencias para su la salud.

Por ejemplo en el caso de las muchachas, estos inicios tempranos, unido muchas veces al incremento o cambio de parejas, favorece la infección con el Virus del Papiloma Humano, agente causal de varios tipos de cánceres, entre ellos los del cuello uterino en mujeres. La Doctora menciona también patologías como la hipertensión y la diabetes inducida por la gestación, así como la restricción del crecimiento intrauterino, lo que repercute en el bajo peso de los niños al nacer y los partos pretérminos.

Aún cuando estas pacientes reciben un trato especializado, por ejemplo está programado un día específico para realizar el aborto a estas edades, y es desarrollado por los médicos más preparados; la especialista nos recuerda que el aborto tiene complicaciones desde el mismo instante en que la adolescente se acuesta en la camilla, pueden ser por complicaciones del tipo anestésico, el sangramiento, que es la principal complicación en el momento de proceder, y como se trata de un proceder a ciegas, pueden quedar restos de este embarazo y provocarse una infección, complicaciones que a largo plazo son la causa de infertilidad.

Por estas razones, la atención de adolescentes embarazadas constituye un reto para los Ginecostetras, asegura la Doctora Lázara Ortega; y llama la atención sobre lograr que nuestras adolescentes se cuiden y tengan su embarazo en el momento ideal, que el organismo está preparado para concebir un embarazo, ella recomienda entre los 25 y los 30 años aproximadamente.

También informa que existen consultas de adolescencia en los Hospitales y las áreas de salud, donde este grupo etario y sus familiares se pueden orientar sobre el método anticonceptivo mejor para cada paciente, las tabletas de anticoncepción de emergencia, entre otros temas.

Es importante la planificación familiar, tema que se reitera una y otra vez en nuestros medios de comunicación; sin embargo, aún no es suficiente, pues se evidencia la falta de información de nuestros adolescentes, así como la poca percepción del riesgo que implica el no protegerse en las relaciones sexuales.

Padres, familiares, en la escuela, el médico y enfermera de la familia, todos los actores sociales, debemos dialogar con nuestros adolescentes, orientarlos sobre la sexualidad, sin miedo, ni prejuicios; para lograr su pleno desarrollo y prepararlos para la vida.
Fecha:
Mircoles, 21 de junio del 2017
Tomado de:

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés