Noticias
   
 

Cultura del envejecimiento en Cuba
La cultura del envejecimiento es un tema sobre el cual se debe profundizar en estos tiempos. Un mayor conocimiento del tema permite ser capaz de dominar estrategias para poder enfrentarlo, teniendo en cuenta una buena calidad de vida, así como mayores índices económicos, en la medida de las posibilidades.

Convicciones demográficas mundiales han caracterizado el envejecimiento en los países de la siguiente forma: para considerarse un país joven hay que tener menos del 10% de las personas entre 60 o más años de edad; un país envejecido es el que tiene entre un 10 y un 19%; muy envejecido entre un 20 y un 39%; y mayor que este por ciento se considera un país hiperenvejecido. Cuba ha finales del 2017 llegó a la cifra de 20,1% por lo que se convirtió en un país muy envejecido.

Una de las interrogantes de los especialistas es cuáles serán los países más envejecidos en el mundo. En un primer lugar se espera que sea Japón con un 42,5%, le seguirá Corea del Sur, España, Portugal, entre otros; y en el lugar 10 se pronostica Cuba con cerca de un 39,7% de envejecimiento.

Tener una avanzada edad no puede convertirse en un problema, se debe llegar con una mayor calidad de vida, para lo cual hay una responsabilidad individual, de familia y estatal. Cuba cuenta con más de 2 millones de personas que superan los 60 años, por lo que según especialistas, se encuentra en la categoría de país muy envejecido. Esto implica enfrentar desafíos para toda la reconfiguración de los servicios sociales, así como en la cultura de la convivencia implica una nueva cultura de relación.

Algunos de los cambios en los cuales se tienen que replantear son, por ejemplo, los tiempos de los semáforos, pues los minutos para el paso peatonal no está concebido para el ritmo de las personas mayores. Las instituciones que prestan servicios deben disponer de mayor cantidad de asientos para las personas de la tercera edad.

Pero también en los Campismos Populares se debe incrementar las literas desmontables, para que estas personas puedan disfrutar de estos servicios tan saludables y en familia. Así como educar a los conductores del transporte público a respetar las paradas establecidas, pues las personas de esta edad no se encuentran en condiciones para estar corriendo de un lado a otro, hasta donde decida parar el ómnibus.

Otro punto de análisis, es la jornada laboral para las personas que se contratan cuando son jubilados. Sin duda alguna, el país necesita esa fuerza de trabajo, pero para una mayor calidad de vida se debe valorar cuanta intensidad de trabajo, y de cuantas horas puede ser esa jornada laboral.

Cuba se enfrentará a un reto muy grande en el 2030–2050, pues tendrá una población con más de 60 años que va a ser casi del 40%, otra población que serán niños y adolescentes que no están en edad laboral, por tanto a un 30% le va a tocar la responsabilidad laboral del 100% de la población. Por tal razón se debe tomar cultura del envejecimiento en los tres momentos.
Fecha:
Martes, 15 de mayo del 2018
Tomado de:

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos