Transformaciones profundas que debemos implementar con innovación

Jueves, 29 de octubre del 2020 / Fuente: Granma

Alejando Gil sostuvo que en medio de estas circunstancias se ha combatido con éxito la pandemia y se ha mantenido la vitalidad de la vida económica y social del país. Foto: José Manuel Correa

Aun cuando Cuba ha tenido que enfrentar, como el resto del mundo, el impacto de la pandemia en la economía, y con la particularidad del arreciamiento del inhumano bloqueo económico, comercial y financiero del Gobierno de Estados Unidos, no se ha dejado de trabajar en la búsqueda de alternativas, comunicó Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación, a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

En el contexto del V Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la ANPP, que tuvo lugar este miércoles en el Palacio de las Convenciones, conducida por Esteban Lazo Hernández, su presidente, y con la presencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido; de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República; de José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del PCC; de Salvador Valdés Mesa, vicepresidente cubano, y del primer ministro, Manuel Marrero Cruz, el Ministro de Economía explicó el complejo entorno internacional y el de la nación, lo que propició la aprobación de la Estrategia económico-social, el 16 de julio de este año.

«La COVID-19 ha tenido un impacto recesivo en la economía mundial. En América Latina y el Caribe, región más desigual del mundo y con altos niveles de informalidad laboral, se estima una caída del producto interno bruto del 9,1 %. El desempleo aumentará al 13,5 % en 2020, y la tasa de pobreza se incrementará en 45 millones de personas.

«En nuestro país, la pandemia ha afectado los ingresos provenientes del turismo, ha incrementado los gastos de salud, ha interrumpido el empleo o disminuido la actividad no estatal, a lo que se suman los daños del bloqueo, que superan, por primera vez en la historia, los 5 000 millones de dólares en un año», detalló.

Gil Fernández resaltó que, en medio de un contexto tan adverso, se ha reajustado la ejecución del Plan de la Economía del año 2020 y elaborado el de 2021. Paralelamente, se avanza en las 16 áreas claves de la Estrategia, que cuenta con más de 370 medidas para enfrentar esta desafiante situación.

«Estamos enfrentando un periodo de escasez de oferta, dado el momento excepcional que vivimos, pero, aun en medio de estas circunstancias, se ha combatido con éxito la pandemia y se ha mantenido la vitalidad en la vida económica y social del país. Nuestro pueblo, como siempre, ha dado, una vez más, una muestra de responsabilidad y disciplina».

PARA PRODUCIR MÁS

La producción de alimentos es una prioridad para la dirección del país. Entre las acciones fundamentales, Gil Fernández hizo referencia a la transformación del sistema de comercialización de productos agropecuarios, política que concibe la participación de varios actores bajo un régimen de legalidad e introduce incentivos para la producción, el acopio y la comercialización, en función de repercutir en el crecimiento productivo.

Se suma a ella, la autorización a productores agropecuarios individuales para contratar fuerza de trabajo en los picos de cosecha, siembra, u otras actividades de esta misma naturaleza, sin que estas personas sean cuentapropistas. Para ello, el Ministro explicó que la Resolución 224, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, respalda esta decisión, lo que crea condiciones favorables para el empleo en este importante sector.

Los incentivos fiscales para estimular la elaboración y comercialización de alimentos constituyen otra muestra del interés del país por corregir la producción en ese sector. La Resolución 247 del Ministerio de Finanzas y Precios aprueba bonificar, con la aplicación de un tipo impositivo del 5 %, el pago del impuesto sobre las ventas a las empresas municipales y provinciales de Comercio y gastronomía, y al resto de las entidades por la comercialización minorista de las producciones de alimentos provenientes de las minindustrias.

El Ministro resaltó, como otra acción, el inicio de las ventas mayoristas en moneda libremente convertible a la base productiva del sector. Al respecto, argumentó que, desde el pasado 10 de septiembre, el Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura (Gelma) emplea la red existente para la venta mayorista de insumos y de equipamientos agrícolas.

«Se crearon las condiciones en 16 centros ubicados en las cabeceras provinciales para esta modalidad, que se inició en una primera etapa solo en La Habana, Villa Clara y Santiago de Cuba. Esta es una opción para que la base productiva agropecuaria pueda reinvertir las divisas que obtenga en la exportación y en las ventas a la Zona Especial de Desarrollo Mariel, para reaprovisionarse y ampliar sus capacidades», especificó.

Para todo esto, también se labora en aumentar la participación de la industria nacional como proveedora de este mercado, con lo cual se lograría el objetivo de que las divisas se utilicen eficientemente y aporten al desarrollo.

Un asunto que marca una pauta importante en esta área de la Estrategia económico-social, acotó el titular del ramo económico, es la transformación del papel de la empresa estatal en la agricultura, a partir del desarrollo de las entidades agroindustriales, organizadas en polos productivos; del fomento de la agricultura de mediana y pequeña escalas, y de la recuperación de la ganadería genética, bovina, porcina y avícola.

«En el mes de noviembre se realizará la evaluación de la propuesta que se elabora, que se implementará una vez aprobada», dio a conocer.

El diputado Yusuam Palacios Ortega, presidente del Movimiento Juvenil Martiano de Cuba, valoró de vital e importante este tema, sobre lo que acotó  que corresponde a los representantes del pueblo llevar la explicación a todas las instancias posibles, tanto de las circunstancias difíciles que ahora atraviesa la producción de alimentos, como de los resultados que se esperan de la implementación de esta estrategia, que se verterán en soluciones para el pueblo y su seguridad alimentaria.

«Todos los aspectos que se han abordado deben verse en su integralidad, es muy complejo, pero vital para la salvaguarda de la Revolución. Ese es el horizonte, aunque en algún momento se complejice alcanzarlo por los obstáculos que se presenten. Estamos enfrentando una fuerte crisis que podemos resolver con las esencias nuestras, con las que hemos resistido históricamente, donde el bienestar del pueblo siempre ha sido la prioridad», afirmó.

INCENTIVAR LA EXPORTACIÓN Y FORTALECER LA EMPRESA ESTATAL

El aumento de las exportaciones en las formas de gestión no estatal representa un nuevo mecanismo en el funcionamiento económico de nuestro país, donde las empresas estatales de comercio exterior desempeñan un papel mediador en esta actividad y en la importación.

«En este caso, la forma de gestión no estatal ingresa el 100 % del precio que pacta con la empresa de comercio exterior y se le respalda con el 80 % de las divisas que retiene, con lo que puede adquirir insumos tanto en el mercado mayorista del país, como mediante la importación», esclareció.

Según Gil Fernández, ya se han realizado exportaciones y se han firmado 196 contratos, 15 relacionados con este fin, y 181 vinculados con la acción importadora. Informó que existen posibilidades en el corto plazo de firmar otros 90 contratos de exportación.

Los nuevos incentivos para los exportadores, como la bonificación del impuesto sobre utilidades por el incremento de su actividad, pueden contribuir a aumentar esas cifras.

Específicamente para los trabajadores por cuenta propia, la bonificación se establece sobre el monto a pagar en la liquidación del impuesto sobre ingresos personales.

Claro está, la empresa estatal sigue siendo el sujeto principal de la economía nacional, es por ello que su papel debe ser trascendental en la producción de bienes y servicios. Por ello, la estrategia concibe avanzar en autonomía de administración y gestión. Unas 15 medidas han sido aprobadas para encaminar ese fortalecimiento.

El Ministro del MEP explicó que la flexibilización para la distribución de las utilidades a los trabajadores es una medida que se aplica en el ejercicio económico del año 2020, con distribución en 2021, la cual incluye la concesión de recontratar a los jubilados en igual cargo que el que desempeñaban antes de obtener su pensión, si la entidad lo necesita.

Argumentó acerca de las nuevas facultades de las unidades empresariales de base (UEB), que estas permiten convertir en empresas a las que cierran ciclos productivos o desarrollan actividades de diferente naturaleza dentro de la misma entidad. Igualmente se incluye la posibilidad de crear la empresa filial, como una nueva figura, cuya incorporación significa un paso intermedio hacia el proceso de restructuración y modernización del sistema empresarial.

 

PERFECCIONAR EL SECTOR NO ESTATAL Y DESARROLLAR LOS TERRITORIOS

El empleo garantizado es uno de los pilares de la sociedad cubana que, desde la apertura a otras formas de gestión, ha logrado diversificarse. Mas, la propagación de la pandemia y el bloqueo lo han golpeado duramente, expresó Gil Fernández. Por ejemplo, cerca de 250 000 trabajadores por cuenta propia han debido suspender temporalmente su licencia.

Con ese antecedente y la claridad de que la recuperación de la actividad económica pasa por el aporte de este sector, en la plenaria de la anpp se informaron los aspectos principales que la Estrategia abarca al respecto.

El Viceprimer Ministro consideró que se ha avanzado en las medidas para flexibilizar el trabajo por cuenta propia, ampliando el sistema tributario y con la facilitación de los trámites para los permisos.

Por otra parte, se trabaja en el diseño del marco jurídico e institucional de la micro, pequeña y mediana empresa, cuestión que, al decir del directivo, se piensa con el criterio de que no sea una opción exclusiva para personas con solvencia financiera, sino que se faciliten los mecanismos de acceso a créditos bancarios y de apoyo a través de recursos del Presupuesto del Estado.

Informó que también se trabaja en la ampliación de las cooperativas.

«Se requiere, en nuestra economía, de un funcionamiento armónico y en similares condiciones entre los distintos actores concebidos en el modelo: la empresa estatal con sus formas, las mixtas con parcial y total inversión extranjera, cooperativas y trabajo por cuenta propia».

Otro de los temas a los que la Estrategia presta especial atención es al desarrollo territorial, de gran importancia para el país, y que persigue avanzar en la autonomía del municipio, elemento clave para su autoabastecimiento.

«Esta es una política flexible e inclusiva para todas las formas de gestión. Se trabaja también en la elaboración y actualización de las estrategias de desarrollo municipal, que constituyen la base fundamental para proyectar el desarrollo. Para la concreción de esta medida, se han desplegado acciones de capacitación a los intendentes», agregó.

CONCRETAR EL ORDENAMIENTO MONETARIO Y DESCENTRALIZAR LA ASIGNACIÓN DE DIVISAS

A la creación de todas las condiciones anteriormente descritas, el titular de Economía y Planificación aseguró que ayudará la unificación monetaria y cambiaria, pues, en la actualidad, las formas de gestión trabajan en entornos monetarios desiguales, con una gran distorsión de precios relativos y mecanismos diferentes de acceso a los recursos.

Al respecto, recordó los cuatro aspectos principales que el ordenamiento monetario implica: la unificación monetaria y cambiaria, la eliminación de subsidios excesivos y gratuidades indebidas, y la transformación de los ingresos.

«Este ordenamiento es imprescindible para alcanzar una transformación de fondo en el funcionamiento económico del país y debe ser aprovechado para el desarrollo de nuestro sector productivo, al dotarlo de mayor competitividad», refirió.

El también diputado recordó que se ha avanzado en el diseño de la tarea, que se encuentra en la fase de preparación para asegurar las condiciones de su implementación, sobre lo que ha sido informado el pueblo.

En ese sentido, reconoció que resulta determinante trabajar en la estabilización macroeconómica del país, para lo cual también se precisan aspectos vinculados con la sostenibilidad fiscal, de cuentas externas, la estabilidad monetaria y cambiaria, así como la institucionalidad de la gestión de la economía a ese nivel macro.

«El ordenamiento monetario es vital para que tengan éxito otras políticas, tal es el caso de las relacionadas con las exportaciones, la sustitución de importaciones y la motivación por el trabajo», recalcó.

Por otro lado, apuntó Gil Fernández, es necesaria la implementación de un nuevo sistema de asignación de divisas, más descentralizado y que favorezca la gestión empresarial y el encadenamiento productivo.

Los propósitos que rigen esta acción, expresó, transitan desde la estimulación para captar divisas con el incremento de las exportaciones y ahorrarlas con la sustitución de importaciones, el encadenamiento productivo con la industria nacional y la utilización más eficiente de los recursos, hasta dotar de mayor autonomía a las entidades y favorecer métodos indirectos de conducción de la economía.

«Mediante la aplicación de este sistema, las empresas exportadoras, estatales o mixtas, retienen parte de la liquidez que reciben por la exportación, para financiar prioritariamente el encadenamiento productivo con la industria nacional.

«Hasta el 23 de octubre se han incorporado a este sistema 142 empresas, de ellas 126 estatales y 16 mixtas. Más que un cambio de procedimiento, esta es una manera de pensar y actuar diferente», acotó.

OTRAS TAREAS QUE ABARCA LA ESTRATEGIA

En este contexto, el Ministro de Economía y Planificación hizo énfasis en la importancia de transformar el sistema de gestión de la gastronomía estatal.

«Es preciso lograr que la gastronomía funcione eficientemente, cubriendo los gastos con sus ingresos, pagando oportunamente a los proveedores, vinculando el salario con los resultados económicos y desterrando, definitivamente, las ilegalidades, como lo es el desvío de recursos», puntualizó.

Ilustró, además, que en la actualidad funcionan en la red de gastronomía 7 008 unidades, de ellas se han seleccionado 73, en las que se implementará, en una primera etapa hasta el mes de diciembre, un nuevo modelo de gestión estatal, con mayor autonomía comercial, económica y financiera.

La premisa es que este modelo se amplíe, prosiguió, y que conviva en la gastronomía con otras formas de gestión, todas actuando de manera eficiente. Con relación a esto último, reconoció que es un asunto no resuelto con el modelo estatal, ni con el no estatal, aunque existan excepciones.

La recuperación paulatina del turismo, y sobre todo ahora, que ha sufrido los efectos negativos de la pandemia, requiere una mirada profunda, para conquistar nuevamente esta fuente importante de empleo y de ingresos de divisas.

«El país se encuentra preparado para la reactivación de este sector, que no depende solo de nosotros, sino también del control de la pandemia en los países emisores», alertó.

La informatización de la sociedad constituye otra prioridad en la Estrategia, que incluye acciones concretas, precisamente por tratarse de un área en la cual Cuba cuenta con profesionales de alta preparación y que significa, explícitamente, el respaldo a todo el progreso económico que se pretenda alcanzar.

Gil Fernández dijo que, en ese camino, se ha logrado el desarrollo de nuevas aplicaciones informáticas, la televisión digital y los pagos electrónicos, entre otros resultados.

Una muestra más de que las medidas son integradoras, lo representa la vinculada con brindar el servicio por entidades estatales de arrendamiento de medios de transporte a privados. Según el directivo, esta acción favorecerá el desempeño de diferentes formas productivas de la agricultura y de otras ramas, por lo que se proyecta que esté implementada antes de que concluya el año.

Otra situación identificada en la Estrategia, y para la que se proponen soluciones, es la necesidad de transformar en empresas a las actividades presupuestadas que tengan características y condiciones para ello.

Gil Fernández refirió que en Cuba existen 2 242 unidades presupuestadas, donde se concentra el 48 % de la fuerza laboral. De ahí que se haya trabajado con los organismos y se disponga de un programa hasta el primer semestre de 2021, que comprende entidades, en lo fundamental, del Deporte, la Cultura y la Ciencia.

El Ministro sacó a relucir el ejemplo de los Servicios Comunales, que aún se perfeccionan, para que varias de sus actividades sean empresariales.

LA PLANIFICACIÓN COMO BASE DE NUESTRO MODELO ECONÓMICO

Perfeccionar la planificación centralizada, que demostró en esta co ntingencia ser una fortaleza para el funcionamiento pleno del país, no significa, como lo aclaró el titular de Economía, asignación centralizada de recursos materiales y financieros, aunque en determinado contexto sea necesario recurrir a ello.

La Estrategia, agregó, concibe mantener este principio, y avanzar a su vez en el tránsito de mecanismos administrativos de conducción de la economía a la utilización de instrumentos financieros.

Con ese propósito, esbozó las principales modificaciones introducidas en el Plan del año 2021, para lograr mayor flexibilidad en todo el proceso, objetividad e innovación en la respuesta a los problemas y la búsqueda de soluciones nacionales, limitando la importación y consiguiendo incentivar la gestión de las empresas.

En el transcurso se ha trabajado, entonces, para implementar un sistema más descentralizado para la asignación de liquidez, evitar y eliminar todo tipo de trabas en la elaboración y ejecución del Plan, así como alcanzar la participación más activa de los organismos rectores en la conducción de ese plan y prever que todos los actores participen en él.

En resumen, reiteró que la Estrategia concibe mantener la planificación centralizada y, a su vez, avanzar en el tránsito de mecanismos administrativos de conducción de la economía hacia la utilización de instrumentos financieros. En esa dirección se han introducido modificaciones en la planificación para el año 2021, que dotan al proceso de mayor flexibilidad, buscan soluciones nacionales y estimulan la innovación.

«Son transformaciones profundas que debemos concretar con innovación, y en ladonde juega un papel determinante el ingenio que habita en nuestras universidades y centros científicos, que han estado acompañándonos en los análisis y en la elaboración de todas las propuestas. La voluntad del Gobierno es avanzar con determinación en los dos meses que restan del año, para alcanzar un alto grado de estos objetivos antes de que concluya 2020», precisó.

Sobre toda la información recibida, los diputados expresaron su criterio. Reina de la Caridad Torres Pérez, diputada de Ciego de Ávila, comentó que todo este conocimiento pertrecha a los representantes del pueblo en el asunto, y añadió que el desafío político y cultural se impone. Hizo referencia a las campañas de descrédito, al financiamiento a la guerra mediática y subversiva que el país ha sufrido y a las consecuencias de la pandemia, cuestiones para las que los diputados deben estar preparados, a fin de responder y actuar en todas las instancias.

«El momento actual es retador, pero así insistimos en el propósito de estimular la producción nacional e innovar en la tecnología; la producción de alimentos, por otro lado, está sustentada en principios de soberanía, como así proyectamos el ordenamiento monetario. El éxito solo será posible con el actuar consciente del pueblo, preparado ideológicamente. La ética y la responsabilidad colectiva deben ser pilares en todo este proceso, como valores que siempre han estado presentes en la vida y en la historia de los cubanos», sostuvo la diputada.



Últimas noticias