Extienden estudio cardiovascular de niños recuperados de la COVID

Viernes, 16 de octubre del 2020 / Fuente: Granma

Coronavirus

Santa Clara.–A fin de minimizar el impacto de la COVID-19 y sus secuelas en los próximos meses y años sobre los niños, el sistema de Salud Pública cubano da seguimiento a los más de 600 infantes y adolescentes que han padecido la enfermedad en nuestro país.

Se trata de un proyecto que se articula con el protocolo nacional de actuación para la prevención y el control de la enfermedad, que incluye una guía para la atención del paciente pediátrico y casos convalecientes de la COVID-19 en la atención primaria y secundaria de Salud.

La investigación, iniciada en Villa Clara por la doctora Lisset Ley Vega, especialista de primer y segundo grados en Pediatría, y de segundo en Cardiología, ya se extiende a todo el archipiélago, e incluye una pormenorizada evaluación cardiovascular a niños que fueron positivos al virus.

De acuerdo con la referida especialista, aunque la mayoría de los contagiados en edades pediátricas no ha mostrado mayores complicaciones, en algunos casos presentaron alteraciones cardiovasculares, ejemplificadas en la miocarditis o variaciones del músculo cardiaco, y de pericarditis, considerada como una inflamación e irritación de la membrana que rodea al corazón, así como trastornos del ritmo cardiaco, lo cual evidencia la importancia de su seguimiento en la fase de convalecencia.

En la actualidad, Cuba lleva a cabo el estudio genético e inmunológico en pacientes afectados por el sars-cov-2, al cual se le adicionó el cardiovascular a los niños, que tiene el objetivo de evitar las dificultades que suelen aparecer después de la infección viral, las que, diagnosticadas oportunamente, pueden resultar reversibles en la generalidad de los casos.



Últimas noticias