Encuentran fósiles de tiñosa cubana extinta

Martes, 15 de diciembre del 2020 / Fuente: Juventud Técnica / Autor: Manuel Iturralde Vinent

Tiñosas extinta y actual

El boletín de los ornitólogos británicos (2020, vol. 140, no. 3) publicó una interesante contribución al conocimiento de las aves cubanas, en especial de las auras.

Según los doctores William Suárez y Stors Olson, autores del estudio, en Cuba habitó una tiñosa (Cathartes emsliei) algo más pequeña que la actual (Cathartes aura).

Los restos fósiles de esta ave aparecieron en depósitos cavernarios y en las breas de San Felipe en Matanzas, pero es posible que sus huesos hayan sido confundidos con la tiñosa actual en otros sitios. La tiñosa extinta se calcula que tenía unos 53 cm de largo desde el pico hasta la cola y hasta 1,5 metros de envergadura. Estas medidas contrastan con las de la tiñosa actual, que alcanza de 60 a 76 cm de longitud y una envergadura hasta de dos metros.

La tiñosa pequeña convivió con otras carroñeras (cóndor, zopilote y carairas necrófagas endémicas) que también se extinguieron hace pocos miles de años, junto a todos los perezosos, los primates y varias especies de roedores, insectívoros, aves y reptiles que habitaban nuestro archipiélago.

La llegada a Cuba del aura tiñosa (Cathartes aura) se vincula a la colonización europea, a consecuencia de la tala de bosques y la introducción de animales domésticos de distinto porte. Al surgir las condiciones adecuadas para su subsistencia, las carroñeras que habitaban en la parte septentrional de Centroamérica, entre ellas el aura tiñosa, pudieron asentarse en el archipiélago cubano.



Últimas noticias