No duermas cerca de tu celular

Lunes, 8 de julio del 2019 / Fuente: CubAhora / Autor: Dr. Alberto Quirantes Hernández

Persona durmiendo cerca del móvil

Quien antes de quedarse dormido, lo hace utilizando su celular el cual reposa a su lado en la almohada durante toda la noche, la energía de radiofrecuencia (RF) emitida por  estos equipos pudiera incrementar el riesgo de desarrollar cáncer, problemas cerebrales o de fertilidad, según lo informado por el Departamento de Salud Pública de California (CDPH).

El informe del CDPH explica que el peligro de estos equipos "todavía está en evolución" pero pudieran ser responsables también de causar "cáncer cerebral, tumores de las glándulas salivales y del nervio acústico, necesario para la audición, y el equilibrio, conteos de esperma más bajos e inactivos o menos móviles, dolores de cabeza y efectos en el aprendizaje, la memoria, la audición, el comportamiento y el sueño".

En los momentos actuales hay más de 7,000 millones de suscriptores móviles a nivel mundial. Los celulares, de forma similar a los inalámbricos, emplean la radiación de RF para enviar señales. Este tipo de radiación es diferente al de otros tipos, como la procedente de los rayos X, de comprobado peligro.

En estos teléfonos debido a contar con pocos años de existencia, todavía no se ha demostrado con seguridad  si la radiación de RF emitida por ellos puede causar problemas en la salud tras años de estar expuestos  ella.

Por su parte, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) catalogó  estas radiaciones  como "un posible carcinógeno humano", o sea, un factor capaz de provocar cáncer.

RECOMENDACIONES PARA UN POR SI ACASO

Existen recomendaciones para prevenir una exposición innecesaria a la RF emitidos por los celulares como son no dormir cerca del celular y mantenerlo alejado del cuerpo, pues incluso unos pocos pies pueden establecer una diferencia; de ser posible, utilizar auriculares Bluetooth, en vez de la mucha cercanía de hablar por el celular; enviar mensajes de texto y aprovechar para mantenerlo alejado mientras pasa el tiempo de descargas o envío de archivos "pesados";  tratar de no lleves el celular en el bolsillo o cinturón, sino en una mochila o bolso y cuando la señal es débil evitar usarlo pues en esos momentos emite altos niveles de RF; además, no confiarse de los “escudos de radiación” u otros productos donde afirman bloquear la energía de RF. La Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos, informó cómo ellos pueden aumentar la emisión de RF para mantenerse conectado, y esto anula su buen propósito.

EN RELACIÓN A LOS NIÑOS

Si hay bebés en la familia, se debe recordar cómo los celulares no son juguetes o artículos para estimular la dentición al morderlos, pues los niños están en mayor riesgo en relación a  los adultos pues sus cerebritos y sus pequeños cuerpos son más pequeños y menos desarrollados y por eso el impacto de la misma cantidad de RF será mayor.

Los pequeños, al crecer en un ambiente repleto de estos artefactos, al llegar a adultos habrán estado expuestos a más RF en su vida en relación a muchos de nosotros.

Otras precauciones publicadas por  la Academia Americana de Pediatría y necesarias de tener en cuenta son tratar de utilizar el celular en modo altavoz o manos libres si es necesario hablar, intentar mantenerlo a 3 centímetros de distancia de la cabeza por lo menos y hacer solo llamadas cortas  y muy esenciales; quien desee ver una película en su celular, primero descargarla y luego cambiar a modo avión pues de esta forma se evitará una exposición innecesaria a la radiación así como evitar llamadas desde automóviles, trenes, autobuses o ascensores, pues el celular trabaja más duro para obtener una señal a través del metal, y eso aumenta la emisión de radiación. La adicción a los smartphones puede crear desequilibrios químicos en el cuerpo humano.

Aunque los efectos de la RF en los niños aún no se encuentran estudiados suficientemente y solo se encontraron asociaciones con problemas como dolores de cabeza, pérdida de audición o zumbidos en los oídos, no obstante y por si acaso, se recomienda educarlos para mantenerlos alejados de los móviles el mayor tiempo posible.

HAY MÁS

Por si fuera poco, otros problemas posiblemente causados por los celulares se deben a la luz azul emitida por ellos. Este tipo de iluminación es muy estudiada y ya existen  evidencias sobre la  alteración por ella de nuestro metabolismo, aumentando el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes u obesidad, eso sin contar el sedentarismo provocado por el uso exagerado de las pantallas.

Todavía no hay motivo de alarma y eso quiere decir que aún no debes deshacerte de tu teléfono celular pues la ciencia es un área en constante evolución; por lo tanto  para conocer las implicaciones que el uso de los celulares puede tener a corto, mediano y largo plazo sobre la salud, son necesarias más investigaciones de la cual debes estar al tanto.

Como es mejor un “por si acaso” que un “quien lo hubiera sabido”, mientras llegan nuevas y definitivas conclusiones científicas, mantén tu celular alejado cuando duermas y utilízalo solo cuando sea necesario.



Últimas noticias