El lento camino del Sol

Miércoles, 24 de enero del 2024 / Fuente: Cubadebate / Autor: Elier Vila

Uno de los recuerdos que tengo de infancia y adolescencia, eran las presentaciones del tiempo del popular meteorólogo Armando Lima, quien, pese a su fallecimiento hace casi unos 20 años, está en la memoria de muchos cubanos, por el estilo jovial de comunicar la información meteorológica, pero,  sobre todo, por su sello la hora de comenzar y finalizar su comparecencia. Y de esa misma manera vamos a abrir este espacio de martes:

“Con mucho afecto los saludo”.

Otro aspecto que recuerdo de sus presentaciones, sobre todo de aquellas que hacía en el Telecentro CHTV, actualmente Canal Habana, era cuando informaba  sobre la salida y la puesta del Sol al día siguiente, por la referencia que mencionaba respecto al día actual. Ahí, al que le interesaba saber, tenía a la mano que el Sol saldría un minuto antes o más tarde que lo que lo había hecho ese día.

Poco a poco va variando la duración del día de una manera solo perceptible a nivel de cronómetros, porque ¿qué tanto puede ser notado un minuto en 24 horas? Sin embargo, cuando lo vamos  acumulando la diferencia es notable, tanto así que nos percatamos solo cuando comparamos en periodos más largos.

Hay que precisar que la hora de la salida del Sol y el amanecer no son iguales, porque como sabemos, empieza a aclarar (en buen cubano) unos minutos antes de que podamos ver los rayos del Sol directamente, siendo esto último muy dependiente de la altura a la que se encuentre el observador. Todos los datos que vamos a comentar de aquí en adelante, se ubican al nivel del mar.

El próximo 10 de marzo volverá a regir el horario de verano en Cuba, como se establece que ocurra el segundo domingo del mes de marzo a la 1 de la madrugada y “artificialmente” ganaremos una hora de Sol, aunque más bien la “moveremos” para que se acomode mejor a nuestra rutina diaria. Los días, contándolos como el periodo entre la salida y la puesta del Sol, durarán lo mismo, independientemente de cómo ajustemos nuestros relojes y su variación anual solo será dependiente de cuestiones astronómicas.

A partir del próximo 29 de enero comenzamos a ganar más de 60 segundos diarios de luz solar cada día, pero es el mes de marzo Enro  que ganamos la mayor cantidad de horas de Sol, con un total de 41 minutos aproximadamente, ya que casi todos los días de ese mes se alargan unos 80 segundos diarios. El caso opuesto será durante el mes de septiembre, donde, “rápidamente” perderemos horas de Sol, acortándose en unos 39 minutos y medio el día en ese periodo.

Este proceso de alargamiento de los días, o de aumento de las horas de Sol, comienza a partir del Solsticio de Invierno aproximadamente, ya que el día más corto en nuestro país ocurre en las fechas del 20 y 21 de diciembre. Ese día la salida y la puesta de Sol la separan 10 horas y 42 minutos, unas 2 horas y 50 minutos menos que el día más largo, que ocurre cerca del Solsticio de Verano, en los días 20 y 21 de junio, en que podremos disfrutar de 13 horas y 33 minutos de luz solar.

Es curioso que este proceso de aumento y disminución de las horas de Sol no ocurra uniformemente en ambos momentos del día, hay etapas del año en que varía más entre un día y otro la hora de la salida que la de la puesta y viceversa.

Gráfico de las horas de salida (azul) y puesta (rojo) del Sol en La Habana, para 2024.

Todo lo anterior ha sido tomando como referencia La Habana, para lo cual podía haber tomado cualquier otro punto del país.  Sin embargo, para compartir otros datos más ilustrativos y desterrar cualquier atisbo de regionalismo vamos a seleccionar dos puntos de referencia, que geográficamente no tienen discusión. El lugar donde primero amanece en Cuba: punta Maisí y el lugar donde más tarde se pone el Sol: cabo San Antonio.

El amanecer más temprano de este 2024 en toda Cuba ocurrirá en punta Maisí el 3 de noviembre a las 5:59 am, el mismo día que retornamos al horario normal y el día que más tarde amanecerá será el 10 de marzo, casualmente el día que entra en vigor el horario de verano, cuando el Sol saldrá a las 7:08 am. De no aplicarse el horario de verano, el 6 de junio, el Sol saldría en punta Maisí a las 5:16 am.

El atardecer más tardío en Cuba de este año será en el cabo San Antonio a las 8:26 pm del día 3 de julio, ya que estará vigente el horario de verano.

Es importante también hacer notar la influencia de la latitud de un lugar, es decir, qué tan lejos hacia el norte o el sur está un punto del Ecuador. Dos puntos ubicados en la misma longitud, es decir, a los que debe corresponder exactamente la misma hora en los relojes, no reciben la misma cantidad de horas de Sol si están en latitudes muy diferentes, por lo que uno de ellos puede tener el Sol bien alto en el horizonte y otro puede estar casi en la penumbra.

Esto es evidente cuando nos acercamos más a los polos, o cuando hay diferencias muy grandes, algo que en Cuba pareciera que no ocurre. Pero sí, a pesar de la forma “alargada y estrecha” con que podemos describir rápidamente al archipiélago cubano hay variaciones en la latitud que influyen. Como referencia tomaremos el punto más meridional (sur) del archipiélago cubano: punta del Inglés, en la provincia de Granma, cerca de cabo Cruz que se ubica en los 19.83º N aproximadamente y el punto más septentrional (norte), en el deshabitado cayo Cruz del Padre, al nordeste de Varadero, cuya latitud aproximada es 23.28º N. La diferencia en kilómetros entre esas latitudes es de unos 380 kilómetros, ¿todavía le parece poco?

Hacemos esta aclaración, porque al comparar la diferencia entre los puntos extremos este y oeste de Cuba, por ejemplo, para hoy 23 de enero, en los horarios de salida y puesta del Sol, la variación entre ambos puntos no es la misma. El Sol saldrá con una diferencia de 46 minutos y la puesta diferirá en 40 minutos, cuando quizás pensáramos que debiera ser la misma discrepancia durante todo el día, pero la diferencia de latitud entre “el cabo” y “la punta” de Cuba es de más de 180 kilómetros.

Meteorólogo Armando Lima Ojitos. Fuente: Ecured

Y justo ante de irnos, no podemos cerrar la columna de hoy de otra manera que no sea:

“Les deseo looooooooo mejor”.

 



Últimas noticias