Zona costera de La Habana se prepara para adaptarse al cambio climático

Viernes, 2 de diciembre del 2022 / Fuente: Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, CITMA

Más de 700 000 habitantes de las comunidades de la zona costera de la Habana contarán con un plan de adaptación a los retos del cambio climático, que permitirá identificar los riesgos y vulnerabilidades específicas de cada sector y grupo poblacional, así como integrar las medidas de adaptación y decisiones de inversión en el proceso de planificación del desarrollo.

Ese es el fin de proyecto Plan de adaptación de la zona costera de La Habana, que presentado recientemente ante las principales instancias nacionales y locales implicadas, incidirá en las zonas desde bajos de Santa Ana, en el municipio Playa, hasta el Rincón de Guanabo,  en el municipio Habana del Este, incluyendo en total a seis municipios del litoral (Playa, Plaza de la Revolución, Centro Habana, Habana Vieja, Regla, Habana del Este).

Con el lema Ruta a la adaptación al cambio climático, AdaptHabana se propone contribuir a cerrar brechas que inhiben el desarrollo de los análisis integrales de riesgos y vulnerabilidad al cambio climático, así como la formulación de soluciones proactivas viables que pueden integrarse de manera coherente en los planes de desarrollo existentes.

A partir de las acciones para cumplir estos objetivos, los habitantes de esa área con prioridad,  los grupos vulnerables, las mujeres, decisores del Gobierno de La Habana y los seis municipios costeros y los sectores prioritarios a nivel provincial y municipal participantes, podrán contar con un entorno favorable para eliminar las barreras existentes y promover la planificación de la adaptación.

Con 47 kilómetros de longitud, el 37 por ciento de la población de la principal ciudad de Cuba vive cerca del mar, cultivando su patrimonio natural, estético, cultural, social y económico para el desarrollo sostenible tanto de La Habana como de Cuba. La zona es particularmente vulnerable al aumento de nivel del mar y los fenómenos meteorológicos extremos.

La iniciativa del Plan de Adaptación cuenta con el apoyo del Fondo Verde del Clima (GCF, por sus siglas en inglés), es implementada por el Programa de Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD) en Cuba en alianza con la Agencia de Medio Ambiente (AMA) del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

Este nuevo proyecto tiene un período de implementación de 4,5 años y contará con un financiamiento de 3,0 millones de USD. 

El valor del proyecto para la ciudad, en el marco de múltiples acciones que se realizan para la adaptación al cambio climático y la atención de zonas vulnerables, así como el impulso innovador que puede generar su desarrollo, fue destacado en el taller de inicio por Tatiana Viera, coordinadora de objetivos y programas del gobierno de La Habana.

Por su parte, Fernando Hiraldo del Castillo, representante residente del PNUD en Cuba, resaltó el carácter innovador del proyecto, que se basa en  promover un enfoque integral de adaptación y reducción de riesgos de desastres, que proporciona una evaluación integrada de riesgos, actuales y futuros, para la identificación y priorización de las medidas de adaptación a implementar.

Según el representante permanente del PNUD en el país, eso permite la articulación de mecanismos y soluciones ya existentes, como la Plataforma Articulada para el Desarrollo Local- PADIT- y el sistema de información ambiental, gestionado desde infoGEO.

 



Últimas noticias