En detalles, reanudación de las clases presenciales en las universidades cubanas (+ Video)

Miércoles, 10 de noviembre del 2021 / Fuente: Cubadebate

Cartel alegórico a la Educación Superior

Las universidades cubanas reanudaron desde el primero de noviembre las clases de manera presencial tras varios meses de pausa debido a la pandemia de covid-19. Para conocer detalles de este proceso comparecen este martes en la Mesa Redonda directivos del Ministerio de Educación Superior.

El próximo 15 de noviembre toda la educación superior estará en actividades presenciales

Reynaldo Velázquez Zaldívar, director general de Pregrado del MES señaló que el pasado primero de noviembre todas las universidades comenzaron las actividades presenciales, excepto cuatro de ellas.

La de Artemisa y la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) abrieron este lunes 8 de noviembre, y quedan pendientes la de Pinar Del Río y la Universidad de Oriente, por las complejidades epidemiológicas que vivieron esos territorios, que hacen necesario un mayor tiempo para acondicionar las residencias estudiantiles que sirvieron como hospitales de campaña o centros de aislamiento.

El próximo 15 de noviembre –aseguró Velázquez Zaldívar–, toda la educación superior estará en actividades presenciales.

Las prioridades para este periodo son la atención a los estudiantes de nuevo ingreso. La mayor parte de los alumnos de primer año se habían vinculado a tareas de impacto, pero la mayoría no había recibido actividad docente. Muchos de ellos provienen del servicio militar y ya llevaban desvinculados del estudio un tiempo, recordó.

También es prioridad la atención a aquellos estudiantes que han presentado dificultades en el acceso a las plataformas educativas virtuales, que, aun cuando se aplicaron alternativas para hacerles llegar la información académica para su autopreparación, se encuentran en desventaja con respecto a los demás. Para ellos se desarrolla la atención individualizada tras iniciarse la presencialidad.

Asimismo, se presta especial atención a los estudiantes de segundo año, que tuvieron un primer año en pandemia y comenzaron el segundo en iguales condiciones. De igual forma, se prioriza a los estudiantes de otras provincias en las universidades donde se estudian carreras de alcance nacional o regional.

Más de 25 000 estudiantes concluyen estudios este año

El director general de Pregrado del MES afirmó que también se trabaja en la preparación para la culminación de estudios. Más de 25 000 estudiantes concluyen estudios este año. 

“Durante este tiempo, se han desarrollado tutorías y asesorías a distancia que permiten que en este momento de presencialidad ya puedan ponerse a punto todas las formas que se diseñaron para la culminación de estudios.

“Muchos ya han empezado a defender sus trabajos de diploma, pero esa no es la única modalidad. A partir de resoluciones emitidas en años anteriores, que permitían una flexibilización, también se han permitido modalidades como ejercicios profesionales, portafolios o artículos científicos que se pueden tomar, en función de su relevancia, como forma de culminación de estudios. 

“Se mantuvo, asimismo, la opción de eximir del ejercicio de culminación de estudios a aquellos estudiantes con una trayectoria destacada en lo académico y lo científico”, explicó.

Velázquez Zaldívar informó que en las carreras universitarias está previsto el cierre de la culminación de estudios para el mes de diciembre, de forma tal que los egresados se incorporen a sus organizaciones laborales a inicios del 2022.

“Aquellos que tengan alguna dificultad, podrán desarrollar su ejercicio de culminación de estudios hasta marzo de 2022, cuando culmina realmente el curso académico 2020-2021”, aclaró.

El directivo del MES señaló que la culminación de estudios de los técnicos superiores sí se ha retrasado, pues requiere de una mayor profundidad en la práctica, algo que debido a la pandemia los estudiantes no han podido desarrollar. Entonces, este tiempo se dedicará a que puedan realizar la parte práctica y que la mayor parte de ellos culmine los estudios entre febrero y marzo de 2022.

¿Cómo será el proceso de ingreso que comienza en 2021 y se concreta en 2022?

Al intervenir en el espacio televisivo, el M. Sc. René Sánchez Díaz, director de Ingreso y Ubicación Laboral del MES, apuntó que el proceso de ingreso comenzó en 2020, pues generalmente los procesos de nuevo ingreso comienzan en el mismo año en que se desarrolla el curso escolar. 

“Este proceso debió desarrollarse en 2020 y haber comenzado en ese mismo año, pero se retrasó el curso escolar y, sobre todo, el proceso de ingreso”, dijo.  

Añadió que “fue un proceso de ingreso complejo, sin precedentes en la educación superior cubana, para organizar el acceso, que conllevó un esfuerzo de todos los participantes, particularmente de las instituciones y también de la familia”.

Señaló que este proceso se desarrolló en cuatro partes, desde octubre de 2020 hasta enero de 2021. “Pero, en situaciones difíciles, las personas y las instituciones se crecen y el balance que tuvimos fue positivo, no solo porque se mantuvieron la disciplina y el rigor en los procesos, sino porque los resultados fueron mejores que en años anteriores”.

Por ejemplo, fueron mejores los resultados de las pruebas de ingreso “y en ello incidió el esfuerzo de la enseñanza preuniversitaria en la preparación de los jóvenes para esos exámenes”.

Sánchez Díaz comentó que “fue un año en el que, por las medidas que aplicamos, tuvimos experiencias positivas, porque se otorgaron más plazas para la educación superior que en ningún año de la última década precedente. En total, fueron otorgadas 87 000 plazas, 20 000 más que en el curso anterior.

“Logramos que muchos más jóvenes entraran, primero por el enorme esfuerzo de la Revolución cubana, que en momentos difíciles apuesta por la inteligencia, la justicia social y apuesta por las oportunidades para los jóvenes. Fueron 20 000 jóvenes más que tuvieron acceso a la educación superior que en el curso anterior. Se tomaron un grupo de medidas que vamos a repetir en el presente curso escolar”.

¿Cómo será el proceso de ingreso que comienza en 2021 y se concreta en 2022?

Sobre este punto, el director de Ingreso y Ubicación Laboral del MES apuntó que antes se realizaban dos convocatorias, pero ahora los estudiantes se pueden presentar a una sola. 

“Mantenemos los exámenes de ingreso este año, pero con la particularidad de que no es imprescindible aprobarlos; es decir, todos los estudiantes tienen que realizar los exámenes de ingreso, pues es un modo de medirse, pero no es requisito indispensable aprobarlos para obtener una plaza en la educación superior”, dijo, aunque aclaró que las plazas se otorgan a partir de los resultados en estos exámenes.

“Rigen el ingreso principios como el rigor, la transparencia y el mejor derecho. Las carreras se otorgarán, primero, a los que aprueben por el orden de sus resultados; después, a quienes no aprueben los exámenes de ingreso y, finalmente, incluso, a quienes no se presenten se le ofrecerán oportunidades, pero será en ese orden”, subrayó.

“Muchas veces, la motivación, el deseo de estudiar una carrera está relacionado con los resultados que tenemos en los exámenes de ingreso, y ello da rigor, constancia y preparación de los jóvenes, no solo para las pruebas sino para la educación superior”.

 

Este año 100 022 plazas para carreras universitarias y técnicos superiores

 

Sánchez Díaz afirmó que se ha estado trabajando para eliminar barreras en el acceso de los jóvenes cubanos a la educación superior, y para facilitar el acceso. Al respecto, dijo que este año, otra de las medidas es que en aquellas carreras que tienen pruebas de aptitud, cuando estas concluyan, si quienes se presentaron son seleccionados, no necesitarán hacer los exámenes de ingreso.

“Se incluyen Periodismo, Relaciones Internacionales y las carreras del arte”, precisó, y recordó que esos procesos ya se iniciaron.

Otra situación novedosa –comentó– es que, con anterioridad, para el curso por encuentros, el cual está muy relacionado con el aumento de las matrículas universitarias existentes en estos momentos, era necesario aprobar obligatoriamente las tres asignaturas de los exámenes: Matemática, Español e Historia, condición que ya se retiró.

Sin embargo, aclaró que “en el curso por encuentros se ingresa de manera libre cuando no hay más aspirantes que plazas. Cuando hay más aspirantes que plazas, las universidades tienen que emplear un instrumento para ordenar. Lo hace la universidad con las características que considere y según considere”.

“Mantenemos la condición de que los estudiantes que tienen resultados relevantes en la enseñanza precedente y que van a eventos o se presentan a concursos, entran de manera directa.

“Los estudiantes de la enseñanza media participan en concursos internacionales, nacionales, provinciales. Todos los ganadores de esos concursos, según su nivel, van a tener posibilidades de acceder a distintas carreras, empezando por los de mayor nivel. 

“Por ejemplo, los estudiantes ganadores de eventos internacionales que integran la preselección nacional a esos eventos, pueden pedir la carrera que deseen dentro del área de la ciencia en la que compiten, en la universidad que elijan, incluso. Después, los de concursos nacionales pueden elegir la carrera que desean en su provincia, y los de concursos provinciales, de acuerdo con las condiciones de su provincia, podrán hacerlo”, explicó.

“Es un estímulo al talento. Junto a ello, hemos impulsado la creación de colegios universitarios dentro de las universidades, encargados de preparar a los estudiantes desde el duodécimo grado para acceder a carreras que tienen una demanda importante y que es necesario impulsar, como las de ciencias básicas (Matemática, Física, Química…) o las pedagógicas.

“Esos estudiantes que están en los colegios no realizan pruebas de ingreso, sino que acceden directo a la carrera y, además, al realizar el duodécimo grado en la universidad, tienen una preparación especial para ser más exitosos en la carrera que van a estudiar”, destacó.

El director de Ingreso y Ubicación Laboral del MES afirmó que desde 2020 se ha impulsado, y en 2021 se ha acentuado, que los técnicos medios con mejores resultados puedan ingresar directo a una carrera universitaria. En 2020 se hizo por familias de especialidades, y en 2021 se han ampliado, pues se ha hecho por cada especialidad.

“Este año ofrecimos 100 022 plazas a los jóvenes para carreras universitarias y para técnicos superiores. Podemos decir que el joven que aspire a una plaza en la educación superior la obtendrá, quizá no la carrera a la que aspire, pero existe numéricamente la oportunidad de ingresar en esta enseñanza”, apuntó.

“Hoy tenemos más plazas que aspirantes, así que, incluso, un joven de un año anterior que no ha obtenido plaza podrá acceder a la carrera, respetando el orden de los que participaron en las pruebas de ingreso, los que no aprobaron y los que no se presentan”.

 

¿Qué carreras están disponibles?

 

Al intervenir en la Mesa Redonda de este martes, la Dra. C. Deysi Fraga Cedré, directora de Formación Profesional del MES, comentó que el inicio de un curso escolar genera siempre una felicidad enorme para la comunidad universitaria y la familia cubana. “Pero realmente este reinicio, después de tanta espera, ha desbordado todas las expectativas”.

Respecto a las transformaciones y las nuevas ofertas académicas que brindarán las universidades, destacó que los nuevos escenarios a nivel nacional e internacional imponen nuevos retos a la educación superior cubana, sobre todo luego de la covid-19.

“Las complejas condiciones que se vislumbran para las próximas décadas del siglo XXI generan preocupaciones y ocupaciones para la educación superior cubana. Además, se están revisando constantemente todas las tendencias internacionales en la formación de profesionales”, dijo.

Recordó las consideraciones de la directora general de la Unesco cuando hablaba de una nueva era en el aprendizaje a partir de la pandemia, que ha generado una virtualización de la educación superior.

“Estábamos abogando hacía mucho tiempo para incorporarla, estaba concebida en nuestros planes de estudio, pero nos había costado mucho trabajo introducirla de manera permanente en todas nuestras aulas. Esa es una de las pocas ventajas que nos ha dejado la covid-19 a la que no vamos a renunciar”, afirmó.

Fraga Cedré agregó que la virtualidad ha facilitado la autogestión del conocimiento por parte de los propios estudiantes. “Es un elemento esencial poner al alumno en el centro del proceso de aprendizaje y asegurar la reafirmación de conocimientos, habilidades, capacidades y los valores imprescindibles para el ejercicio de la profesión en una sociedad moderna.

“Queremos y debemos dotar a nuestros estudiantes de un pensamiento y hacer científico, tecnológico e innovador, de manera que podamos hacer realidad aquel pensamiento martiano en el que se apunta la necesidad de ‘conformar al hombre para que sepa flotar sobre su tiempo y no quedarse por debajo de él’”.

Señaló que todo esto genera una dinámica diferente en los procesos de aprendizaje.

La propia rectora de la Universidad de Sancti Spíritus decía que ahora la presencialidad es relativa: hay que valorar cuántos pueden venir y cuántos no, para evitar un rebrote de la pandemia. El uso de virtualización en la educación superior, a partir de los entornos virtuales de aprendizaje, resulta un elemento vital”, subrayó.

La directora de Formación Profesional del MES destacó, además, que existen dos niveles en la educación superior para la formación de pregrado. Recordó que, entre las transformaciones introducidas desde el curso 2018-2019 en la educación superior, estuvo la creación del nivel de educación superior de ciclo corto o de formación de técnicos superiores, como también se le denomina.

Además, están las carreras universitarias  –el nivel terciario en nuestra educación de grado– que forman a los licenciados, ingenieros, arquitectos y médicos, entre otros. “En ambos niveles son profesionales de la educación superior, por lo que hay que valorar al técnico superior como graduado universitario que responderá también a las necesidades del país”.

Más adelante, precisó que actualmente la educación superior está ofreciendo 108 carreras universitarias, “una cifra despreciable, si le sumamos también los más de 100 000 jóvenes que podrán acceder a nuestra universidad”.

De ellas, 89 son carreras que coordina directamente el MES como organismo rector, “pero hay otros organismos formadores: las carreras de la salud se forman bajo la supervisión del Minsap; el Mincult tiene seis carreras; el Minrex, una, y la Escuela del Partido, otra”, explicó.

Actualmente se vive un proceso de perfeccionamiento de los planes de estudios de las carreras universitarias, que ya transitan por la quinta generación de cambios curriculares.

“No se detiene el proceso de solicitudes, análisis y aprobación de nuevas ofertas académicas para el pregrado, sin descuidar las exigencias del modelo de formación del profesional de la educación superior cubana de perfil amplio que asegura esencialidad, racionalidad y flexibilidad, y se complementa con la preparación para el empleo y el posgrado para la especialización”.

En paralelo –agregó–, es fundamental incorporar el uso necesario y eficiente de las tecnologías para acceder de manera más rápida al proceso de formación de los estudiantes.

Fraga Cedré resaltó que la concepción de carreras de perfil amplio permite que se complete la preparación en la etapa de formación para el empleo y en la etapa de formación posgraduada. 

“Los nuevos planes proponen que en el último año, los estudiantes sean ubicados laboralmente, un elemento esencial”, dijo.

Aclaró que en solo tres carreras no ha terminado el proceso de discusión y aprobación del plan de estudio E, pero no se detiene el proceso de solicitud, aprobación y análisis de nuevas carreras.

“Como resultado, en esta etapa se aprobó la carrera de Ingeniería en Ciberseguridad, cuyo centro rector es la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI). Mientras, en la Universidad de La Habana se prepara para su defensa la carrera Ciencia de Datos, y en la Universidad de Cienfuegos se trabaja en el diseño de una carrera para el sector del transporte.

“Todas esas carreras responden a los sectores estratégicos definidos para garantizar el desarrollo sostenible de la nación”, afirmó.

Por otra parte, hasta el curso académico 2021 se han aprobado 45 planes de estudio entre el curso diurno y el curso por encuentros, correspondientes a programas de ciclo corto. De ellos, nueve son de profesores para la secundaria básica, uno de entrenador deportivo, y el resto de formación de técnicos superiores.

“Además, 17 de tecnologías de la salud, uno de Aduana, uno de administración de redes y seguridad informática, y a los otros 16 que fueron demandados por organismos y entidades nacionales, corresponden: dos al Mincin, dos al grupo Gaviota y el Mintur, tres al Mitrans, uno solicitado por el Minjus, el Tribunal Supremo y la Fiscalía General de la República; uno del Minag, uno del Minem, uno de la CGR, uno de la OSDE de Construcción y Montaje, uno de agua y saneamiento, uno de la Ansoc; así como los dos diseñados a solicitud del Consejo de la Administración de Pinar del Río y del de Mayabeque”, precisó.

Añadió que los 13 programas previstos para comenzar en el curso académico 2021 no han podido comenzar por las afectaciones de la pandemia, que interrumpió la docencia universitaria en las distintas modalidades de estudio, pero actualmente se inician de acuerdo con la modelación hecha para este curso. 

A partir del curso 2022, otros seis programas de técnicos superiores darán respuesta a necesidades de entidades nacionales de la agricultura, el turismo, la metrología, el Instituto Nacional de Investigaciones en Metrología (Inimet), perteneciente al Citma, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la industria química y la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

“Algunos de estos planes de estudios aún no han concluido sus diseños y elaboración total, y están pendientes los procesos de defensa pública y aprobación definitiva”, precisó la funcionaria.

Agregó que los programas mencionados en los tipos de curso y territorios en que han sido demandados por los diferentes organismos, son los siguientes:

  • Técnico superior en Trabajo Social, en curso diurno para 10 provincias que lo han demandado
  • Técnico superior en Metrología (inicialmente en curso diurno solo en La Habana)
  •  Técnico superior en Gestión de Riesgo de Impago en el Sector Turístico (en curso diurno para Matanzas, Ciego de Ávila, Camagüey y Holguín)
  • Técnico superior en Procesos Químicos (en curso diurno solo para Villa Clara)
  • Técnico superior en Gestión Tributaria (CPE cautivo que se inicia solo en La Habana)
  • Técnico superior agroindustrial en tabaco (CPE cautivo en Pinar del Río, Artemisa y Sancti Spíritus).

Para comenzar en el curso académico 2023 se han solicitado otros dos programas: el de Técnico superior en Acuicultura y el de Gestión de la Innovación Agraria.

“Se evidencia que se han diversificado las solicitudes de los técnicos superiores por parte de los organismos y, en consecuencia, se han ampliado las ofertas de formación en la red de universidades de nuestro país”, dijo. 

“Todo esto aporta al desarrollo económico y social del país, en función de esta concepción de ciencia e innovación que hoy defendemos. No hay una universidad cubana sin funcionar desde esa perspectiva.

“Los cambios propuestos generan nuevas y variadas oportunidades a los jóvenes y no tan jóvenes”, afirmó.

 

Más de 25 000 estudiantes se graduarán este curso de los centros del MES

 

En una última intervención en el espacio televisivo, Reynaldo Velázquez Zaldívar, director general de Pregrado del MES, señaló que el proceso de ubicación laboral prácticamente ha concluido en todas las universidades, excepto en una de ellas, donde se están realizando las asambleas de manera presencial, un derecho que tienen los estudiantes.

No obstante, en este proceso de perfeccionamiento se encontraron cuestiones en las cuales hay que seguir trabajando, como organismos que solicitaban a un estudiante porque existía un vínculo determinado en el plano investigativo, y luego, en el plan de plazas, no les fue asignado.

“Una de las prioridades para el próximo año, es de qué manera hacemos totalmente efectiva la vinculación del estudiante en su último año de carrera con la entidad laboral que le corresponde”, señaló.

Informó que más de 25 000 estudiantes se graduarán este curso de los centros del MES. 

“Ya estamos iniciando todo el aseguramiento de la ubicación laboral para los egresados de 2022. Entre las actividades que se están desarrollando se destaca la captación de organismos priorizados, pues responden a sectores estratégicos del país”, dijo, y añadió que al final de este curso los listados serán entregados a las comisiones de ubicación laboral de las universidades.

Asimismo, en este curso inició la preparación de esos posibles egresados del 2022 en cuanto a la ubicación laboral y el cumplimiento del servicio social.

En febrero de 2022 el MES debe emitir el plan de asignación laboral definitivo y se desarrollarán las asambleas de ubicación laboral para los estudiantes de las carreras pedagógicas, que van a iniciar el próximo curso 2022 trabajando en las escuelas a partir de abril. El resto de las asambleas de ubicación laboral tendrán lugar en marzo de 2022.

Según el directivo, la matrícula inicial preliminar de la educación superior asciende a 292 507 estudiantes, “cifra que no se alcanzaba hace años y que representa un incremento del 113.6 % con relación al curso anterior”.

“Si hablamos de la matrícula del MES, son 195 964 estudiantes, lo cual representa aproximadamente el 67% de la educación superior en el país”, agregó..

Precisó  que el crecimiento fundamental se reporta en los cursos por encuentros (139.4%), educación a distancia (135.4%) y educación superior de ciclo corto (178.5%).

“Este último, porque no existía anteriormente, ha ido creciendo. Aunque se mantiene con la proporción más grande el curso diurno, comienza a acercarse a este la modalidad por encuentros. Esta última modalidad y la educación a distancia constituyen las reservas para responder en el futuro a las demandas de fuerza de trabajo calificada”, destacó.

El curso diurno continúa siendo el de mayor presencia en la matrícula (46.3%), el curso por encuentros representa el 45% del total de matrícula, el curso a distancia el 4.1%, y el de ciclo corto, el 4.6%

“De esta manera, la tasa bruta de la educación terciaria en Cuba, que estuvo deprimida en estos últimos años, ascendió de 34.13 en 2020 a 38.30 en 2021”, resaltó.

“Estos resultados favorables de crecimiento de la matrícula en la educación superior se deben en gran medida a la apertura de nuevos programas y al perfeccionamiento del proceso de ingreso con mayores posibilidades de acceso”, concluyó.

En video, la Mesa Redonda

 



Últimas noticias