Origen y evolución del Caribe y sus biotas

Carátula

Las Corrientes Marinas del Caribe y sus Implicaciones Biogeográficas

Manuel Iturralde-Vinent, 2004

Es conocido que uno de los medios de transportación de los organismos vivos, que potencialmente les permite trasladarse y cruzar una barrera marina, son las corrientes marinas superficiales. Muchos científicos han adoptado esta hipótesis para explicar el origen de las biotas terrestres antillanas, proponiendo que ellas se han trasladado desde los continentes hacia las islas, y desde una isla a otra, por dicho medio. Esta es la hipótesis de la dispersión marina (overwater dispersal).

No se puede negar la validez de esta idea, pues lo cierto es que después de las grandes crecidas de los ríos, muchos amasijos de detritos vegetales son expulsados al mar, formando "balsas de vegetación", las cuales pudieran eventualmente llevar consigo semillas, microorganismos, huevos, larvas y hasta vertebrados. Estas "balsas", transportadas por las corrientes marinas, pueden recalar en otras tierras. En dicha eventualidad, algunos organismos pudieran llegar a colonizar tales territorios.

Los mapas subsiguientes tienen como objetivo mostrar las trayectorias principales de las corrientes marinas del Caribe actual, y cómo dichas trayectorias eran distintas en el pasado. Estos hechos son importantes a la hora de valorar la efectividad de las balsas como medio de dispersión de las biotas. MacPhee e Iturralde-Vinent (2000, 2004) han evaluado las implicaciones de estos eventos para la biogeografía, y han puesto en duda la posibilidad de que los mamíferos antillanos hayan llegado a estas tierras por este medio.

En la figura subsiguiente se ilustra la evolución de las corrientes marinas del Caribe en estrecha relación con los cambios de la paleogeografía (Iturralde-Vinent 2003). Estos mapas demuestran que las direcciones preferentes del flujo marino han cambiado con el tiempo, y que el patrón actual de flujo tiene apenas 2.5 millones de años.

Otra cuestión importante a tener en cuenta al evaluar el papel de las corrientes marinas en el transporte de objetos flotantes, son las trayectorias "verdaderas" de esas corrientes, que tienen que ver con el tiempo que tarda un objeto en desplazarse de un punto a otro. La figura siguiente ilustra las trayectorias de una serie de boyas depositadas en el mar cerca de las Antillas Menores, y cuyos desplazamientos fueron seguidos mediante satélites. Es obvio que los objetos flotantes se desplazan a merced de la corriente y el viento, trazando trayectorias curvilíneas muy complejas, y tardan hasta meses en tocar tierra. Estos factores (tiempo, exposición al sol, limitada disponibilidad de agua dulce) deberían limitar considerablemente las posibilidades de supervivencia de algunos de los organismos atrapados en las balsas.

La figura siguiente ilustra las trayectorias de cinco boyas y el tiempo que tardaron en desplazarse. Las trayectorias y el tiempo transcurrido muestran las limitaciones de este mecanismo para trasladar con vida a los organismos continentales hasta las tierras antillanas.
Origin área es el lugar donde las boyas fueron dejadas en el mar, a distintas distancias de la costa NE de Brasil. El color de la trayectoria refleja la velocidad de la boya (rojo velocidad máxima), y los números marcan el tiempo: 1- momento de liberación de la boya (no es el mismo para todas), 4- es el punto donde terminó la recepción de datos. Los puntos 2 y 3 son mediciones tomadas a ciertos intervalos de tiempo. La precisión es de 10 días.

Gráfico A 1=1999/03/28 a 1999/04/08, 2=1999/08/03 a 1999/08/13, 3=2000/03/24 a 2000/04/03, 4=2000/05/08 a 2000/05/18. Total ~13 meses.
Gráfico B 1=1999/03/23 a 04/01, 2=1999/09/07 a 09/17, 3a=1999/08/01 a 1999/08/10. 3b=1999/11/03 a 1999/03/13, 4=2000/04/01 a 2000/04/11, después la boya derivó fuera del mapa. Total ~5 meses hasta el Paso de Mona. La segunda boya pasó a través del Caribe hacia el Golfo de México en ~13 meses.
Gráfico C Esta boya estuvo capturada unos 3 meses al NW de la costa de Sudamérica, pasó al Este de las Antillas Menores y se internó al Atlántico.
Gráfico D Esta boya pasó dentro del mar Caribe en un mes y llegó cerca del extremo NW de Puerto Rico en un mes, pero entonces estuvo casi tres meses girando en la corriente.

El factor climático y las migraciones

La separacián tectónica de África, América del Sur y Antártica, tuvo una gran influencia en el clima terrestre y en la circulación de las aguas oceánicas. El enfriamiento del planeta, desde el Eoceno Superior, pudo promover las migraciones faunales hacia el trópico.
La siguiente animación muestra como se abre la circulación de las aguas alrededor de la Antártica, de modo que en el Eoceno Superior provoca la congelación del continente austral. En los mapas el punteado denso (verde-azul) significa clima polar-subpolar, el punteado medio (verdoso) clima templado, y el punteado fino (verde claro) corresponde a tropical-subtropical. Observe que el clima polar-subpolar surge hace unos 39 Ma cuando se abre la circulación circum Antártica, y se extiende hacia el norte. El avance de las temperaturas bajas pudo desencadenar migraciones de la biota austral sudamericana hacia el trópico. (Imagen tomada de Internet)

Referencias

MacPhee, R. D. E., M. A. Iturralde-Vinent, 2000. A short history of Greater Antillean land mammals: Biogeography, paleogeography, radiation, and extinctions. Tropics, 10(1):145-154.

Iturralde-Vinent, M., 2003. Chapter 22: A brief account of the evolution of the Caribbean seaway: Jurassic to Present. In. Prothero, D., L. Ivany, E, Nesbitt, eds. From Greenhouse to Icehouse: The Marine Eocene-Oligocene Transition. p. 386-396. New York : Colombus University Press. pdf

Iturralde-Vinent, M., MacPhee, R. D. E., 2004. Los Mamíferos Terrestres de las Antillas Mayores: Notas sobre su Paleogeografía, Biogeografía, Irradiaciones y Extinciones. Publicaciones de la Academia de Ciencias de la República Dominicana. Santo Domingo : Editora Buho, 30 p. pdf

MacPhee, R. D. E., M. Iturralde-Vinent, 2004. The Interpretation of Caribbean Paleogeography: Reply to Hedges. Trabajo presentado a publicación para las memórias del Congreso sobre Paleontología de las Islas, Mallorca, 2003. pdf


Carátula