Origen y Evolución del Caribe y sus Biotas


Carátula

Museo Nacional de Historia Natural
Vicedirección de Investigaciones
Grupo de Paleogeografía y Paleobiología

INFORME FINAL DEL PROYECTO

CARACTERÍSTICAS Y ORIGEN PALEOGEOGRÁFICO DE LA PALEOBIOTA ANTILLANA

Investigador principal: Manuel A. Iturralde-Vinent

Participantes: Reinaldo Rojas Consuegra, Stephen Díaz Franco y William Suárez


Colaboradores nacionales: Lic. Consuelo Díaz Otero y Dora García, Instituto de Geología y Paleontología, MINBAS
Colaboradores extranjeros: Dr. Zulma Gasparini (Univ. La Plata, Argentina)...Reptiles fósiles, Dr. Marcelo de la Fuente (Univ. La Plata, Argentina)...Reptiles fósiles, Dr. Peter Skelton (Open Univ, Inglaterra)...Rudistas, Dr. Ross MacPhee (Museo Americano Hist. Nat., USA)...Mamíferos fósiles, Dr. Stors Olson (Smithsonian Institution)...Aves fósiles, Dr. Lisa Gahagan (Univ. Texas, Austin)...Operadora del programa PLATES de Tectónica de Placas.

La Habana, Cuba, 2004


SÍNTESIS DE LOS RESULTADOS DEL PROYECTO

RESUMEN

El proyecto "Paleobiota Antillana" se ejecutó satisfactoriamente entre los años 2000 y 2004, como parte de las investigaciones paleogeográficas y biogeográficas que lleva a cabo el Museo Nacional de Historia Natural.

Durante estos años, se realizaron trabajos de campo en varias islas [Cuba, Barbados, Puerto Rico, La Española (Haití y R. Dominicana), Jamaica]; se colectaron restos fósiles de diversos tipos, algunos de los cuales resultaron ser nuevos táxones para la ciencia; se ampliaron las colecciones del museo en varios miles de ejemplares; se publicaron 37 trabajos científicos, se elaboraron mapas paleogeográficos del Caribe del Triásico al Mioceno, y para Cuba del Plioceno-Cuaternario; se presentaron los resultados parciales del proyecto en 16 eventos internacionales; y se prepararon 5 exhibiciones con materiales del proyecto. Los datos así obtenidos se aprovecharon para impartir clases (Universidad Para Todos: Cursos de Introducción al Conocimiento del Medio Ambiente, Biodiversidad Cubana, El Mar y sus Recursos; Cursos de Postgrado: Biogeografía), ofrecer conferencias y charlas, y se divulgaron en el sitio web del Museo.

El Informe presenta una serie de mapas paleogeográficos que ilustran la formación y evolución del Caribe desde el Triásico tardío al Mioceno, y se discuten sus implicaciopnes biogeográficas. Se demuestra que el Caribe, desde su propia formación, ha jugado un papel trascendental controlando la circulación de las aguas oceánicas, moderando el clima terrestre, y determinando las posibilidades de intercambio biótico entre los ecosistemas de las tierras y mares circundantes.
La formación de un pasaje marino en el Mesozoico, entre el Tethys occidental y el Pacífico oriental, a lo largo de Pangea centro-oriental, ha sido postulado desde el Jurásico Inferior, pero nuestros resultados lo confirman quizas desde el Bathoniano (~164 Ma), pero ciertamente desde el Oxfordiano (~154 Ma). La dispersión de las biotas terrestres entre Laurasia occidental (América del Norte) y Gondwana occidental (América del Sur) se interrumpió desde el Caloviano, cuando entre esos continentes se formó una faja de mar que los separó. Después hubo intercambios de tetrápodos, entre la América del Norte y del Sur, a través de un puente terrestre que los conectó brevemente durante el Campaniano tardío y el Maastrichtiano (~75-65 Ma), y a partir del Plioceno (2.5-2.3 Ma).
Desde la formación del primer archipiélago de islas volcánicas en el área del Caribe, aproximadamente en la transición Jurásico-Cretácico (~141 Ma), surgieron en el escenario paleogeográfico del Caribe y su entorno, una serie de islas volcánicas, bajos, y crestas. Pero aquellas tierras emergidas fueron generalmente efímeras, ya que se sumergieron apenas unos pocos millones de años después de surgidas. Si aquellas tierras soportaron alguna biota, estas desaparecieron junto con las islas. Sólo a partir del Eoceno Medio (~40 Ma) han existido tierras permanentemente emergidas en el marco geográfico del Caribe, donde tuvo lugar la formación y desarrollo de las biotas terrestres actuales. De particular importancia biogeográfica, en este período de tiempo, fue la formación de una extensa cresta emergida (GAARlandia), que hace 35-33 Ma unió brevemente la América del Sur con los núcleos de las futuras Antillas Mayores.
Sin embargo, aunque este informe trata de resumir los resultados del proyecto, existe un número de otros trabajos paralelos ya publicados, que amplían y fundamentan algunos detalles de las conclusiones alcanzadas, los cuales se pueden consultar en la lista de publicaciones.

También, como parte del proyecto, se realizaron investigaciones detalladas de los rocas cubanas con rudistas, llegando a una variedad de importantes conclusiones sobre la posición geológica, estratigrafía, paleontología, y biogeografía de estos invertebrados.

INTRODUCCIÓN

Como parte de las investigaciones paleogeográficas y biogeográficas que lleva a cabo el Museo Nacional de Historia Natural, se ejecutaron estudios taxonómicos, biogeográficos, de tectónica de placas, y paleogeográficos, en todo el Caribe.

Los resutados de estas investigaciones, preparado como un sitio web y distribuido en un CD-ROM, cumple el cometido de compilar y publicar todos los documentos (textos y gráficos) producidos en estos años, para el uso con fines docentes y de investigación. De esta manera se dá cumplimiento a los objetivos y tareas trazadas al comenzar el proyecto, tal como se analiza a continuación:

Objetivo 1. Ampliar las colecciones de fósiles del Museo, a fín de que sean representativas de las paleobiotas del Caribe. Las colecciones de plantas, vertebrados e invertebrados fósiles del museo se ampliaron con miles de nuevos ejemplares provenientes de Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Cuba y Jamaica. En el proyecto también se señalaba que, al comenzar los trabajos, "el nivel de conocimiento de nuestra paleobiota y su representación en colecciones es insuficiente". Actualmente se han creado colecciones representativas de plantas, crustáceos, reptiles y peces, así como de rudistas y mamíferos terrestres. Al mismo tiempo, aunque no era el objetivo principal, se colectaron muchos fósiles de invertebrados, que enriquecieron nuestras colecciones. Estos resultados se han utilizado para promover la conservación de algunos sitios paleontológicos de importancia universal y regional, como son Las Breas de San Felipe (Matanzas), El Domo de Zaza (Sancti Spiritus), el Bosque Petrificado del Chorrillo (Camaguey), y otros.

Objetivo 2. Promover el estudio científico de las colecciones del Museo, a través de una amplia colaboración internacional con especialistas de otros paises. Los materiales colectados fueron estudiados con la colaboración de especialistas en distintas ramas. Así se identificaron reptiles del Jurásico (Z. Gasparini, M. de la Fuente, J. Bardet, y M. Fernández); mamíferos fósiles (S. Díaz y R. MacPhee); aves fósiles (W. Suárez y S. Olson); rudistas del Cretácico (R. Rojas y P. Skelton); crustáceos (en proceso de estudio); y microfósiles de las muestras tomadas para identificar la edad de las rocas (C. Díaz Otero y Mark Puckett). Estos materiales fueron incorporados a las colecciones, y los nuevos táxones publicados en revistas internacionales, lo que constituye una contribción al conocimiento de las biotas extintas. Muchos fóles no han sido identificados aún, pues pertenecen a grupos que tienen pocos especialistas a nivel mundial (Peces jurásicos, reptiles y anfibios del Terciario-Cuaternario), pero se llevan a cabo gestiones en esa dirección.

Objetivo 3. Obtener información y ejemplares para garantizar las exhibiciones permanentes planificadas (Cuba, naturaleza de una isla), y futuras exhibiciones transitorias. Se obtuvieron, tanto muestras de rocas como de fósiles, con las cuales se montaron algunas exhibiciones, y se reelaboró y actualizó el proyecto de exhibición indicado.

Objetivo 4. Avanzar en el conocimiento sobre el papel de la paleogeografía caribeña (paleoclimatología, paleoceanografía, geografía física), en los procesos de colonización, migraciones y extinciones de las biotas caribeñas, desde el Jurásico hasta el Holoceno temprano. Esta tarea se cumplió mediante la elaboración de mapas paleogeográficos del Caribe, que cubren desde su origen hasta hoy, así como mapas más detallados de las Antillas Mayores y Cuba, para el Terciario. Estos materiales, junto a los correspondientes análisis biogeográficos, fueron publicados en revistas internacionales.

Objetivo 5. Crear un proyecto sombrilla nacional para la búsqueda de financiamiento para las expediciones de colecta, el estudio de los fósiles y la conservación de las coleciones. Este objetivo se pudo cumplir, ya que gracias a la existencia de este proyecto, se obtuvo financiamiento para asistir a eventos internacionales, se organizaron expediciones conjuntas a otros países y a Cuba, se lograron enviar con carácter de préstamo fósiles a otros países para su preparación y estudio, se obtuvieron equipos por donación, y se lograron así cumplir todos los objetivos científicos.

Objetivo 6. Organizar eventos científicos sobre la biogeografía histórica antillana. Durante estos años se organizaron talleres de campo de intercambio de experiencias en Espanña, Italia, Estados Unidos, Brasil, Granada, Guatemala, Barbados, Costa Rica y Cuba.

Objetivo 7. Promover los conocimientos adquiridos sobre la paleogeografía y biogeografía histórica antillana. Este objetivo se añadió al elaborar un CD-ROM, que se ha distribuido en Universidades, Institutos Pedagógicos y Centros de Investigación cubanos, para que sirva de base al mejor conocimiento de la historia del origen y transformaciones del Caribe hasta el surgimiento de Cuba, y el origen y evolución de las biotas terrestres y marinas. Para ello, además, se incluyeron un número de materiales docentes, como presentaciones de power point, y documentos de popularización del conocimiento. De esta manera se logra la generalización de los resultados obtenidos durante el proyecto.


RESULTADOS DEL PROYECTO

Trabajos científicos fundamentales

El presente documento, también preparado en formato de CR-ROM, incluye el informe central, y una serie de textos auxiliares. Todos ellos presentan nuevas evidencias y aportes al tema central del proyecto.
Esto cumplimenta el objetivo científico del mismo, que era publicar en revistas internacionales los resultados de las investigaciones en las ramas de la paleontología y paleogeografía. Estas publicaciones se ofrecen como un listado que acompaña esta obra, algunas en formato pdf, para la lectura directa de los interesados, aunque otros han de consultarse de la fuente impresa.

Síntesis de la paleogeografía y biogeografía del Caribe

El Informe Central sobre el tema en cuestión, constituye una fundamentación y descripción de la paleogeografía del Caribe, desde su origen y hasta hoy, y una evaluación de las consecuencias biogeográficas de dichos escenarios.
Este Informe presenta una serie de mapas paleogeográficos que ilustran la formación y evolución del Caribe desde el Triásico tardío al Reciente y se discuten sus implicaciopnes biogeográficas. En años recientes se han publicado algunas críticas a versiones anteriores de estas investigaciones, que se responden detalladamente en el texto del informe, cuyo contenido se indica debajo.

2004. Paleogeografía del Caribe y sus Implicaciones Para la Biogeografía Histórica.
Generalidades, Triásico y Jurásico, Cretácico-Eoceno Superior, Eoceno Superior - Reciente, Conclusiones y Referencias.

Estudios de las rocas con rudistas de Cuba

Como parte de este proyecto se realizaron investigaciones detalladas de diversos aspectos relacionados con los rudistas cubanos y del Caribe, las cuales dieron lugar a una tesis de doctorado de R. Rojas. A continuación se ofrece el indice del contenido de dicho trabajo.

2004. Estudio de los rudistas de Cuba:
Grado de Estudio, Listado de taxones, Contexto Geológico y litosomas, Tafonomía, Paleobiogeografía, Referencias bibliográficas.

Catálogos de Fósiles.

El Proyecto produjo una serie de catálogos de las colecciones de fósiles, que fueron objeto de estudio para el logro de los resultados que se presentan. Estos son tanto catálogos de colecciones, como catálogos de tipos y localidades.Estos catálogos se prepararon siguiendo la metodología desarrollada como parte de un proyecto paralelo, llevado a cabo bajo la dirección del investigador principal.

Tectónica de Placas del Caribe

El Proyecto internacional de la UNESCO/IUGS IGCP-433, sobre el origen y evolución del Caribe de acuerdo a la tectónica de placas, sirvió de apoyo para la realización de eventos internacionales sobre la paleogeografía del Caribe. También, y sobre todo, permitió utilizar las bases más modernas para la elaboración de los mapas paleogeográficos. Los textos del proyecto y tareas, reportes científicos de congresos, reuniones, talleres y excursiones, los informes anuales, debates, y otros materiales, puede encontrarse en el sitio web del mismo: Internet.

Generalización de los resultados científicos

Un resultado importante del proyecto es la divulgación de los conocimientos cientifícos adquiridos en estos años. Tal popularización se ha realizado a través de la prensa, cursos de postgrado, cursos de Universidad Para Todos, y mediante una serie de materiales divulgados en el sitio web del museo. El CD-ROM resultante del proyecto incluye un número importante de esas contribuciones, adaptadas y actualizadas. Tales contribuciones abarcan tres aspectos principales: Paleogeografía, Paleontología y Biogeografía.

CONCLUSIONES

El proyecto Paleobiota Antillana se ejecutó satisfactoriamente entre los años 2000 y 2004, como parte de las investigaciones paleogeográficas y biogeográficas que lleva a cabo el Museo Nacional de Historia Natural.

Durante estos años se realizaron trabajos de campo en varias islas [Cuba, Barbados, Puerto Rico, La Española (Haití y R. Dominicana), Jamaica]; se colectaron restos fósiles de diversos tipos, algunos de los cuales resultaron ser nuevos táxones para la ciencia; se ampliaron las colecciones del museo en varios miles de ejemplares; se publicaron 37 trabajos científicos, se elaboraron mapas paleogeográficos del Caribe y Cuba; se presentaron los resultados parciales del proyecto en 16 eventos internacionales; se prepararon 5 exhibiciones con materiales del proyecto; y los datos obtenidos se aprovecharon para impartir clases (Universidad Para Todos: Cursos de Introducción al Conocimiento del Medio Ambiente, Biodiversidad Cubana, El Mar y sus Recursos; Cursos de Postgrado: Biogeografía), ofrecer conferencias y charlas; y se divulgaron en el sitio web del Museo.

Como resultado de este, y otros proyectos paralelos, se ha avanzado en el conocimiento de la evolución paleogeográfica y paleoceanográfica del Caribe, y se han explorado sus implicaciones para el desarrollo de hipótesis sobre el origen de las biotas antillanas. Las conclusiones de interes para la biogeografía histórica, obtenidas como resultado de esta investigación, se basan fundamentalmente en criterios paleogeográficos, de modo que son independientes de las propias hipótesis biogeográficas. Los datos paleontológicos se han utilizado, exclusivamente, para controlar las conclusiones paleogeográficas, pero no para corregirlas. La historia del surgimiento, evolución, migraciones, extinciones, y renovaciones de los organismos terrestres antillanos, depende estrechamente de la disponibilidad, permanencia y relieve de las áreas emergidas; también del clima y sus variaciones. Sin embargo, lo contrario no es correcto. Por eso es gnoseológicamente aceptable tratar de rechazar las reconstrucciones paleogeográficas, sobre la base de la distribución de algunos organismos. La paleogeografía y la biogeografía deben ser correlacionables, pero las incompatibilidades habrán de ser resueltas dentro de los límites metodológicos de cada una de estas ciencias.

La historia del Caribe, como un pasaje interoceánico, comienza con la conexión marina entre el Tethys occidental y el Pacífico oriental, a través de Pangea centro-occidental. De acuerdo a las interpretaciones biogeográficas, se ha postulado que tiene lugar desde el Jurásico Inferior (Hettangiano-Pliensbachiano), pero las bases estratigráficas faltan para demostrar la existencia de rocas marinas de esta edad, en el área del Caribe. Probablemente desde el Bathoniano (~164 Ma), pero seguramente desde el Oxfordiano (~154 Ma), el registro estratigráfico indica que esta conección era totalmente funcional, y se había establecido la corriente Circum Tropical. Después, este pasaje marino sufrió variadas modificaciones de su geografía, que controló la circulación de las aguas entre el Atlántico y el Pacífico, y el movimiento de las biotas marinas.

La última vez que una dispersión terrestre entre Laurasia occidental (Norteamérica) y Gondwana occidental (Sudamérica) pudo tener lugar, fue durante el Jurásico Medio, ya que desde el Oxfordiano los continentes estaban bien separados por una faja marina. Después, durante el Campaniano tardío - Maastrichtiano (~75-65 Ma), se desarrolló probablemente un archipiélago de islas y bajos, a lo largo de un sistema de volcanes extintos --hoy presentes en las Antillas Mayores hasta las montañas del Caribe-- que pudieron conectar brevemente ambos continentes. El puente terrestre actual (istmo de Panamá), se completó en el Plio-Pleistoceno (2.5-1.0 Ma). Las evidencias de un puente similar al final del Mioceno Medio (~9 Ma atrás), aún no está completamente demostrado.

En el Caribe, las tierras, crestas y bajos, surgieron desde que se formó el primer archipiélago de islas volcánicas en el tránsito Jurásico-Cretácico, y se han mantenido como parte del paisaje del Caribe hasta hoy. Pero por un largo tiempo, dichas tierras fueron efímeras, no permanentes, pues tenían una duración de unos pocos millones de años, hasta su desaparición bajo el mar. También los terrenos tectónicos donde se asentaban aquellas islas, cambiaron de posición con el tiempo, de acuerdo al movimiento de las placas. Sólo después del Eoceno Medio (~ 40 Ma), hubo tierras permanentes en el escenario paleogeográfico del Caribe (Fig. 18). Gaarlandia emergió hace 33-35 Ma, formando una larga península de Sudamérica que se extendía hasta lo que es hoy Cuba central, pero que quizás duró apenas 1-2 Ma. Gaarlandia se hundió parcialmente hace unos 32-30 Ma, y se formaron un grupo de islas y bajos, que finalmente dieron lugar a las Antillas actuales.

Los restos fósiles de animales y plantas terrestres se conocen desde el Jurásico Superior (Oxfordiano) en el Terreno Guaniguanico (Laurasia), representadas por dinosaurios, pterosaurios y plantas. Biotas terrestres insulares se conocen desde el Cretácico y hasta el presente, en los archipiélagos volcánicos del Caribe y su entorno. Biotas marinas se conocen en el Caribe desde el Jurásico Medio (Bathoniano-Bajociano) y hasta el presente.

Desde el punto de vista paleogeográfico, la biota terrestre actual de las islas Antillanas se originó, como los núcleos originales de las propias islas, después del Eoceno Medio (<40 Ma); gracias a que estas tierras se mantuvieron permanentemente emergidas hasta el presente. Dichas tierras cambiaron sus dimensiones y altitud, estuvieron distintamente unidas y separadas en el tiempo, pero siempre hubo algún terreno emergido disponible para la supervivencia desarrollo de las biotas.

PUBLICACIONES PRODUCIDAS POR EL PROYECTO

La publicación de los resultados científicos del proyecto en libros, revistas y sitios web, cumplimentó uno de los objetivos fundamentales del mismo. A continuacíon se ofrece un listado de las publicaciones.

2000. Fernández, M., M. Iturralde-Vinent, 2000. An Oxfordian ichthyosauria (Reptilia) from Viñales, Western Cuba: paleobiogeographic significance. Journal of Vertebrate Paleontology, 20(1):191-193.

2000. Iturralde-Vinent, M., Stanek, K. P., Wolf, D., Thieke, H. U. and Müller, H. 2000. Geology of the Camagüey Region, Central Cuba- Evolution of a collisional margin in the Northern Caribbean. Sonderheft ZAG SH, (1):267-273.

2000. Iturralde-Vinent, M., R. D. E. MacPhee, S. Díaz-Franco, R. Rojas-Consuegra, W. Suárez, A. Lomba, 2000. Las Breas de San Felipe, a Quaternary fossiliferous asphalt seep near Martí (Matanzas province, Cuba). Caribbean Journal of Science, (3-4):300-313.

2000. MacPhee, R. D. E. and Iturralde-Vinent, M. A., 2000. A short history of Greater Antillean land mammals: Biogeography, paleogeography, radiation, and extinctions. Tropics, 10(1):145-154.

2000. Suárez, W. 2000. Contribución al conocimiento del estatus genérico del cóndor extinto (Ciconiiformes: Vulturidae) del Cuaternario cubano. Ornitología Neotropical, 11:109-122.

2000. Suárez, W.2000. Fossil evidence for the occurrence of Cuban Poorwill Siphonorhis daiquiriin western Cuba. Cotinga, (14):66-68.

2001. De la Fuente, M. S., M. Iturralde-Vinent. 2001. A new pleurodiran turtle from the Jagua Formation (Oxfordian) of western Cuba. Journal of Paleontology, 75(4):860-869.

2001. Gasparini, Z. B., M. Iturralde-Vinent, 2001. Metriorhynchid crocodiles (Crocodyliformes) from the Oxfordian of western Cuba. Neues Jahrbuch Geol. Paläont. Mon. (9):534-542.

2001. Iturralde-Vinent, M. 2001. Geology of the Amber-bearing deposits of the Greater Antilles. Caribbean Journal of Sciences, 37(3-4):141-167.

2001 Iturralde-Vinent, M. A., and E. G. Lidiak, 2001, Caribbean plate tectonics (IGCP 433). Gondwana Research, (4):247-248.

2001 Iturralde-Vinent, M., 2001. The amber forest, a reconstruction of a vanished World. Journal Geoscience Education, 49(1):68-69.

2001. Díaz-Franco, S., 2001. Estructura dental interna y modificación del diseño oclusal inferior en Boromys offella (Rodentia: Echimyidae). Biología, 15(2):152-157.

2001. Díaz-Franco, S. 2001. Situación taxonómica de Geocapromys megas (Rodentia: Capromyidae). Caribbean Journal of Science, 37(1-2):72-80.

2001. Díaz-Franco, S. and R. Rojas-Consuegra, 2001. A new type of Holocene deposit in Cuba: "Trapped" insects within stalagmitic calcium carbonate: Journal Geological Society of Jamaica.

2001. Furrazola-Bermúdez, G; C. Díaz-Otero; R. Rojas-Consuegra, 2001. Generalización bioestratigráfica de las Formaciones Volcano-sedimentarias del Arco Volcánico Cretácico y su cobertura, Cuba Central. [CD-ROM] IV Congreso Cubano de Geología y Minería. GEOMIN ‘ 2001, Resúmenes y Memorias, Marzo 19-23. p. 40-50.

2001. Rojas-Consuegra, R., 2001. Debritas del Cretácico Superior Albiano en la Formación Provincial, Cuba central. [CD-ROM] IV Congreso Cubano de Geología y Minería. GEOMIN ‘ 2001, Resúmenes y Memorias, Marzo 19-23. p. 11-17.

2001. Rojas-Consuegra, R., 2001. Secuencias de ambientes transicionales en el Arco Volcánico en Cuba. [CD-ROM] IV Congreso Cubano de Geología y Minería. GEOMIN ‘ 2001, Resúmenes y Memorias, Marzo 19-23. p. 32-38.

2001. Suárez, W., 2001. Deletion of the flightless Ibis Xenicibis from the fossil record of Cuba. Carbbean Journal of Science, 37(1-2):109-110.

2001. Suárez, W. and S. L. Olson, 2001. Further characterization of Caracara creightoni Brodkorb based on fossils from the Quaternary of Cuba (Aves: Falconidae). Proceedings Biological Society Washington, 114(2):501-508.

2001. Suárez, W.2001. A reevaluation of some fossils identified as vultures (Aves:Vulturidae) from Quaternary cave deposits of Cuba. Carbbean Journal of Science, 37(1-2):110-111.

2001. Suárez, W.and S. L. Olson. 2001. A remarkable new species of small falcon from the Quaternary of Cuba (Aves: Falconidae: Falco). Proceedings Biological Society Washington, 114(1):34-41.

2002. Gasparini, Z., Bardet., N., Iturralde-Vinent, M. 2002. A new cryptoclidid plesiosaur from the upper Jurassic of Cuba. Geobios, 35(201):211-217.

2002. Díaz-Franco, S., 2002. Estructura dental interna y modificación del diseño oclusal inferior en Boromys torrei (Rodentia: Echimyidae). Biología.

2002. Iturralde-Vinent, M., L. Gahagan, 2002. Late Eocene to Middle Miocene Tectonic Evolution of the Caribbean: Some principles and their Implications for Plate Tectonic Modeling. In T.A. Jackson, ed., Caribbean Geology Into the Third Millennium. Transactions of the Fifteenth Caribbean Geological Conference. p. 47-62. Ed. Pear Tree Press Ltd., Jamaica.

2003. Iturralde-Vinent, M., 2003. A brief account of the evolution of the Caribbean seaway: Jurassic to Present. In. Prothero, D., L. Ivany & E, Nesbitt (Ed.). From Greenhouse to Icehouse: The Marine Eocene-Oligocene Transition. Chapter 22:386-396. Colombus University Press, New York.

2003. Iturralde-Vinent, M., 2003. Ensayo sobre la paleogeografía del Cuaternario de Cuba. [CD-ROM] V Congreso Cubano de Geología y Minería, Memórias Resúmenes y Trabajos, ISBN 959-7117-II-8., 74 p.

2003. MacPhee, R. D. E., M. A. Iturralde-Vinent, E. S. Gaffney, 2003. Domo de Zaza, an early Miocene vertebrate locality in south-central Cuba: with notes on the tectonic evolution of Puerto Rico and the Mona Passage. American Museum Novitates, (3394):1-42.

2004. Iturralde-Vinent, M. A y MacPhee, R. D. E., 2004. Los Mamíferos Terrestres de las Antillas Mayores: Notas sobre su Paleogeografía, Biogeografía, Irradiaciones y Extinciones. Publicaciones de la Academia de Ciencias de la República Dominicana, Editorial Buho, 30 p., Santo Domingo.

2004. M. A. Iturralde-Vinent (ed.), 2004. Paleogeografía y Biogeografía de Cuba y del Caribe. [CD-ROM]. Museo Nacional de Historia Natural, Primera Edición Privada.


Carátula